18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 7 de mayo de 2014

    Munilla acusa a Guipúzcoa de "perjudicar a la Iglesia sin sacar ningún provecho económico" con la reforma en el IRPF

    Lamenta la falta de sensibilidad" en el equipo foral, que "no respeta a instituciones que apuestan por la lucha por los más débiles"

    Munilla acusa a Guipúzcoa de "perjudicar a la Iglesia sin sacar ningún provecho económico" con la reforma en el IRPF
    EUROPA PRESS

    BILBAO, 7 May. (EUROPA PRESS) -

    El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha censurado que la Diputación de Guipúzcoa "perjudica a la Iglesia sin sacar ningún provecho económico" al no permitir que los ciudadanos puedan marcar simultáneamente las casillas de la Iglesia y de fines sociales en las declaraciones de la Renta. A su entender, existe "una falta de sensibilidad" en el equipo foral, que "no respeta a instituciones que están apostando por la lucha por los más débiles de la sociedad".

    En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Munilla ha destacado que, al contrario de lo que sucede en Guipúzcoa, en Vizcaya y en Álava sí continúa siendo posible que los ciudadanos marquen simultáneamente ambas casillas para destinar el 0,7% correspondiente a sus declaraciones. Además, ha subrayado que esta modificación ha sido realizada por la Hacienda guipuzcoana "por su cuenta y riesgo" y sin haberlo "consultado" en las Juntas Generales.

    Esta reforma, "sin previo aviso" y que supone "una falta de sensibilidad, está siendo analizado por los servicios jurídicos, tal y como ya anunció el pasado mes de abril el obispo.

    Munilla ha explicado que, en función del sistema del Cupo vasco, "a la Diputación de Guipúzcoa no le afecta para nada el número de 'x' que vayan a la Iglesia porque la cantidad pactada anualmente para entregar a Madrid incluye esa 'x' para Iglesia y es el Gobierno central el que entrega a la Conferencia Episcopal la cantidad, dependiendo del número de 'x' que los guipuzcoanos hayan marcado".

    "Por tanto, sorprende que la Diputación de Guipúzcoa perjudique a la Iglesia sin sacar ningún provecho económico de ello. Porque una cosa es que haya intereses económicos encontrados, que eso podría justificarse, pero esto plantea una falta de voluntad de convivencia pacífica y de colaboración entre las instituciones muy patente", ha subrayado.

    El obispo ha insistido en que "la Diputación tiene que ser la Diputación de todos los guipuzcoanos" y ha recordado que el pasado año hubo cerca de 70.000 ciudadanos de ese territorio que "quisieron marcar la 'x' en las dos casillas". "¿Por qué no se respeta su voluntad, encima siendo que su elección no resta nada a la Diputación?", ha preguntado Munilla, que ha señalado que la Iglesia no desea ser "competidores de los asuntos sociales".

    "UNA POLÍTICA MUY EQUIVOCADA"

    Además, ha señalado que también "hay más problemas" con la institución foral porque "la Diputación de Guipúzcoa ha reducido del 30 al 10% la desgravación fiscal de los donativos a Iglesia católica, a Cáritas y otras ONG", a lo que se suma que, "de 1.300.000 euros para la conservación de patrimonio, hemos disminuido a 35.000 euros año, es decir hemos bajado al 3,5% del presupuesto anterior".

    A su entender, existe "una falta de sensibilidad" en el equipo foral, de la que "los paganos son los más pobres, los más débiles", con una "política muy equivocada" que "no respeta a instituciones que están apostando por la lucha por los más débiles de la sociedad".

    Para leer más