14 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

Los musulmanes de la mezquita precintada en Lleida retoman su proyecto de construir un nuevo templo

Los musulmanes de la mezquita precintada en Lleida retoman su proyecto de construir un nuevo templo
EP

LLEIDA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El imán de la mezquita de Lleida clausurada por el Ayuntamiento por superar cuatro veces el aforo, Abdelwahab Houzi, ha explicado este jueves, al finalizar su rezo en un pabellón municipal de los Camps Elisis, que su asociación ha retomado el proyecto de construir una mezquita en el polígono industrial Entrevias.

"Hemos hablado con nuestro ingeniero y de aquí a una semana o diez días habrá novedad sobre el tema, pero no es de tipo carpa, de cemento tampoco, será una sorpresa", ha dicho a los medios de comunicación para luego concretar que será de módulos prefabricados.

Un centenar de musulmanes han participado a las 14.00 horas en el rezo de los Camps Elisis, lugar que el Ayuntamiento les ha dejado únicamente para los viernes. Al finalizar, el imán ha contado que no descarta recurrir el cierre por la vía administrativa pero que antes intentará llegar a un acuerdo. "Nosotros queremos solucionar las cosas bien, no queremos ningún tipo de polémica", ha asegurado.

También ha considerado que el Ayuntamiento ha exagerado al cifrar en 1.200 el número de musulmanes que rezaban en la mezquita, que tiene un aforo de 240 personas. El imán ha asegurado que el Ayuntamiento ya tenía previsto "poner una cifra".

Asimismo, se ha referido a las calificaciones de salafista que ha recibido por parte de algunos partidos. "Lo primero hay que entender qué es el salafismo, estamos viviendo una guerra de términos, cualquiera puede inventar un término y atacar a los demás", ha afirmado. "Queremos que nos expliquen si lo que predicamos contradice la seguridad del país o está en contra de la sociedad", ha señalado antes de agregar que algunas personas hablan de salafistas "sin saber lo que dicen".

Sobre su proyecto de crear una federación de mezquitas en Lleida, ha apuntado que es un proyecto que hace tiempo en el que están trabajando y que avanza a buen ritmo.

También se ha referido a las muchas críticas que le han hecho otros musulmanes, que según él no representan a asociaciones aunque así lo afirmen, a través de los medios de comunicación, sobre la financiación de la mezquita, circunstancia que ha dicho, está planteándose llevar a los tribunales.

"No somos políticos, somos religiosos, creo que cualquier acusación se tiene que hacer con pruebas, justificando que esa persona ha hecho algo. Esto es lo que sabíamos antes de venir aquí, que es un país democrático, que no se acusa de cualquier manera", ha expresado. El imán ha afirmado sentirse perseguido y tener muchas presiones.

Sobre su postura de guardar silencio ante los medios de comunicación tras las muchas acusaciones que ha recibido, Houzi ha insistido en que los medios no reflejan todas sus declaraciones. "No ponen lo que decimos, lo hemos intentado varias veces, ya lo hemos probado", ha lamentado. Ha considerado que "cuando se está a nuestro favor lo ponen en un artículo que necesita una lupa para leerlo"