9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • 27 de febrero de 2009

    El obispo de Barbastro-Monzón "esperaba" la petición del Vaticano a Lérida para la devolución de los bienes de la Franja

    BARBASTRO (HUESCA), 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El obispo de Barbastro-Monzón, monseñor Alfonso Milián, manifestó hoy que la solicitud que ha realizado el Vaticano al Obispado de Lérida para que retire los bienes artísticos de las parroquias aragonesas del museo diocesano, con el fin de que sean devueltos a Aragón, es "una petición que esperaba. La Santa Sede agota todas las posibilidades, acepta los recursos y los estudia con detenimiento, pero cuando llega el momento y no se cumplen los ni las sentencias, se ve forzada a tomar una determinación".

    Monseñor Milián consideró, en declaraciones a Europa Press, "lamentable" que se haya llegado a esta situación, que el Vaticano no haya tenido más remedio que intervenir ordenando el levantamiento del depósito de los bienes para que regresen a Aragón".

    Ahora, el Obispado de Lérida tendrá que presentar un requerimiento notarial en el Consorcio del museo para informar de que se van a sacar obras que en su momento fueron depositadas allí.

    El mandato remitido por la Secretaría de Estado del Vaticano, a través de la Nunciatura Apostólica en España, al obispo ilerdense, Joan Piris, contempla la posibilidad de interponer una querella, contra las instituciones catalanas si éstas ponen obstáculos para la devolución de las obras de arte. Asimismo, estas instituciones podrían salir del Consorcio del Museo de Lérida.

    El obispo de Barbastro-Monzón apuntó que "tal vez mi viaje a Roma, donde insistí en la petición de devolución de los bienes de nuestra parroquias haya tenido que ver en la decisión del Vaticano". Agregó que "creo que ahora estamos en la recta final", al tiempo que mostró su esperanza en que por fin se resuelva este conflicto que dura ya años.

    Respecto a la decisión del Gobierno de Aragón de iniciar acciones judiciales para reclamar la devolución de los bienes, monseñor Milián dijo que "está en su derecho, por ser los bienes un patrimonio de Aragón, y lo tiene que defender".