4 de diciembre de 2020
4 de abril de 2012

El obispo de Santander dice a los sacerdotes que en estos tiempos "duros" no cabe "el derrotismo y la angustia"

El obispo de Santander dice a los sacerdotes que en estos tiempos "duros" no cabe "el derrotismo y la angustia"
OBISPADO

SANTANDER, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Santander, Monseñor Vicente Jiménez Zamora, ha presidido este miércoles la tradicional Misa crismal a la que han asistido sacerdotes de toda la Diócesis cántabra, y ante los cuales ha destacado que "en los tiempos recios y duros que estamos viviendo no cabe el derrotismo y la angustia, si tenemos pasión por el Evangelio".

El prelado ha señalado también en la homilía que no se puede realizar la nueva evangelización a la que convoca la Iglesia "con miedos, desalientos y pesimismos", sino que hace falta "la energía de amor del corazón que alimenta toda vocación en su origen y en su desarrollo". "Tenemos que estar preocupados, pero siempre esperanzados, porque sabemos de quien nos hemos fiado", ha añadido.

En otra parte de su alocución, el obispo ha destacado que en este acto, los sacerdotes renuevan su compromiso de vivir "con finura y delicadeza" el celibato apostólico; y prometen vivir "con pobreza imitando a Jesucristo y en solidaridad con nuestros hermanos que viven hoy en pobreza a causa de la grave crisis y el paro".

Igualmente se ha referido a la "fraternidad sacerdotal" y ha expresado su deseo de vivir "una comunión cordial y sin fisuras, aunque nuestras sensibilidades y acentos sean distintos, porque nos une la fuerza más viva de la comunión: el Señor al que todos amamos y servimos en su Iglesia".

El prelado ha concluido la homilía con un llamamiento a laicos y consagrados para que acompañen a los sacerdotes cuando "sientan el cansancio, la enfermedad, el sufrimiento y la cruz", y a que recen por ellos y por los seminaristas.