17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 15 de octubre de 2019

    ONG ambientales apuestan por una dieta sostenible para reducir hasta un 26% las emisiones de CO2 en España

    ONG ambientales apuestan por una dieta sostenible para reducir hasta un 26% las emisiones de CO2 en España
    Imagen de un comedor escolar.EUROPA PRESS - ARCHIVO

    MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Las ONG ambientales apuestan por un cambio drástico en la dieta para lograr una alimentación sostenible y apostar por reducir el desperdicio alimentario como medidas para reducir en España hasta el 26 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

    Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Alimentación Amigos de la Tierra ha reinvidicado un cambio de raíz en el sistema alimentario con políticas que promuevan una alimentación sana para las personas y el planeta.

    La ONG considera que agricultura y el sistema alimentario son fundamentales para dar una respuesta mundial a la emergencia climática y destaca que una dieta sana y sostenible proporciona "importantes oportunidades" para reducir las emisiones de los sistemas alimentarios y para disminuir los impactos sanitarios que genera. Para ello, aboga por reducir el consumo de carne y optar por otra de mayor calidad y procedente de ganadería extensiva.

    Por ello, subraya la importancia de las negociaciones del próximo periodo de la Política Agraria Común (PAC) como una oportunidad para avanzar hacia un modelo que ponga freno a la crisis climática, por lo que reivindica medidas para fomentar la agricultura local, agroecológica y el comercio de proximidad así como favorecer la ganadería extensiva e implantar mecanismos que garanticen la reducción del consumo de carne y en general el uso desproporcionado de recursos como agua, tierra y combustibles fósiles.

    En la misma línea, WWF cree que algunas de las claves para reducir la huella ambiental de la alimentación pasan por duplicar el consumo de frutas y verduras, consumir menos y mejor carne, alimentos ecológicos, de temporada y locales y pescado sostenible.

    En la actualidad, recuerda que la agricultura y la ganadería extensiva son responsables del 60 por ciento de la pérdida de biodiversidad y del 75 por ciento de la deforestación global. Mientras, en España son responsables del 11,6 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero, según datos del Ministerio de Transición Ecológica (MITECO).

    En España se consumen casi 50 kilos de carne por persona y año, casi el doble de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). De este consumo, la mayor parte procede de producciones intensivas que se alimentan de piensos elaborados con soja de países como Brasil. Por el contrario, la ganadería extensiva está en decadencia pese a que protege los pastos y es sumidero de carbono.

    Otra de las recetas de WWF es acabar contra el malgasto de alimentos que supone hasta un tercio del consumo de alimentos por hogar. De esta manera se evitaría el derroche de agua y energía y se disminuiría en un 10 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero.

    España tiene, según recuerda la ONG, una "gran responsabilidad" en la conservación de los recursos pesqueros, ya que es uno de los países con mayor consumo per cápita, con unos 40 kilogramos por persona y año. Así, insiste en la importancia de comprar pescado o marisco que cumpla con las tallas mínimas y las vedas y aconseja en fijarse en que los pescados cuentan con las certificaciones de Marine Stewardship Council (MSC) y Aquaculture Stewardship Council (ASC), que acreditan el respeto a la biodiversidad y los recursos hídricos y el uso adecuado del alimento de origen animal.

    Para la coordinadora de Política Agraria y Desarrollo Rural de WWF España, Celsa Peiteado, apostar por una dieta "sana y sostenible, frenar el malgasto de alimentos y apoyar su producción con prácticas agroecológicas son claves para no arriesgar la seguridad alimentaria por el cambio climático y combatirlo".

    Desde Greenpeace han exigido a las administraciones un cambio en la alimentación de los comedores escolares en los que asegura que se consume más carne de la recomendada por las autoridades sanitarias ya que esto no es bueno ni para la salud ni para el planeta.

    Además, considera que los comedores escolares deben apostar por introducir alimentos de producción ecológica y en ese sentido el responsable de Agricultura de la ONG, Luis Ferreirim, exige a las Administraciones que garanticen que al menos se cumplan las recomendaciones establecidas, con un máximo de dos raciones de carne a la semana, y a las familias, que lo exijan.

    "Necesitamos una auténtica revolución alimentaria para garantizar nuestra propia supervivencia y la de las generaciones futuras y está en nuestro plato hacerla", ha comentado el experto tras analizar los menús de 55 comedores escolares de toda España.