20 de agosto de 2019
11 de enero de 2009

O.Próximo.- Unas 2.000 personas se manifiestan en Oviedo en solidaridad con el pueblo palestino

OVIEDO, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 2.000 personas se manifestaron hoy en Oviedo en solidaridad con el pueblo palestino y contra los ataques de Israel en Gaza, según indicaron fuentes policiales a Europa Press.

Bajo el lema 'Gaza, crimen de guerra. Asturias con Palestina, ruptura con Israel' y con pancartas y lemas en favor de una "Palestina libre" y calificando a Israel de "asesino" cientos de personas, entre las que había varios palestinos, se movilizaron desde la estación de Renfe hasta la plaza de la Catedral de Oviedo. Los asistentes portaban también una gran bandera palestina en la que se podía leer: 'Stop genocidio. Gobierno cómplice'.

El director de la Agencia Asturiana de Cooperación al Desarrollo del Gobierno del Principado, Rafael Palacios; el eurodiputado del PSOE y ex alcalde de Oviedo, Antonio Masip; y los concejales del Ayuntamiento ovetense Roberto Sánchez Ramos (Asciz) y Silvino González, fueron algunos de los representantes políticos que participaron en la manifestación convocada por la Plataforma Asturiana con Palestina a la que le seguirá otra la próxima semana convocada por organizaciones sindicales.

Rafael Palacios apuntó que "más allá de la tragedia humanitaria que se está viviendo es la tragedia política que se avecina". "Se trata de someter al pueblo palestino a través de horror y la matanza", dijo culpabilizando a Estados Unidos y la Unión Europea de no hacer nada.

Así señaló que desde su dirección general, se trabajará para "garantizar que se atiendan las necesidades del pueblo palestino" colaborando con organizaciones humanitarias de ayuda en la zona, y estando atentos y denunciando "los planes políticos que vienen detrás de la violencia".

Antonio Masip dijo que la de hoy es una manifestación "imprescindible". "El grito de las conciencias limpias contra la invasión y el asedio de Gaza debe servir para que cesen", afirmó. Asimismo, señaló que "no se puede comparar lo que hacen unos con lo que hacen otros".

"Personalmente no comulgo con lo que se está haciendo contra Israel, pero no es comparable con lo que hace Israel contra la población civil palestina", apuntó Masip preguntándose "cuántos niños tienen que morir para que las conciencias de Occidente se pongan en pie", apuntilló.

Sánchez Ramos remarcó que "el corazón de la gente quiere que se acabe esta masacre". Por ello, señaló que la manifestación de hoy es "un esfuerzo de muchos corazones conectando con lo que se está haciendo en toda Europa y todo el mundo". "El Gobierno de Israel ha pasado del gueto de Varsovia al gueto de Gaza", dijo.

Por su parte, Silvino González señaló que la de hoy era una cita "de cumplimiento obligado". "No es posible mirar hacia otro lado cuando están muriendo personas inocentes, lo que está pasando es totalmente injustificado y hay que poner freno a esta barbarie", indicó.

Una mujer palestina llamada Safika fue la encargada de leer el manifiesto de la movilización al término de la marcha. En él la Plataforma sostiene que "no es una guerra, no hay ejércitos enfrentados. Es una matanza".

Según el escrito de la organización de la manifestación, lo que actualmente sucede en Gaza "no es una represalia". "La proximidad de la campaña electoral es lo que desencadena el ataque", afirma.

Así, sostiene que se trata de una ofensiva "planificada y anunciada desde hace tiempo por la potencia ocupante". "Es un paso más en la estrategia de aniquilación de la voluntad de resistencia de la población palestina sometida al infierno cotidiano de la ocupación en Cisjordania y en Gaza a un asedio por hambre cuyo último episodio es la carnicería que en estos días ha asombrado en las pantallas de nuestros televisores en medio de amables y festivos mensajes navideños".

Además, el documento de la plataforma leído al término de la manifestación apunta que "no es un fracaso de la diplomacia internacional" sino "una prueba más de la complicidad con el ocupante". "No se trata solo de Estados Unidos", señala, sino también de Europa y la "decepcionante debilidad, ambigüedad, hipocresía de la diplomacia europea".

En este sentido, critica que "la impunidad de Israel no se cuestiona" ni tampoco "la violación continua de la legalidad internacional".

Por ello, los participantes en la manifestación de hoy en Oviedo condenaron la "masacre y el crimen que el gobierno israelí está ejecutando sobre el pueblo palestino en la franja de Gaza y el castigo colectivo e inhumano", y exigieron "el cese inmediato de la "agresión militar y del asedio israelí a Gaza".

Además, pidieron a las Naciones Unidas el cumplimiento de sus resoluciones y con ello "el fin a la ocupación de los territorios palestinos por Israel, que es el origen de todo el conflicto".

Al Gobierno español y a los de la Unión Europea les exigieron que apliquen sanciones a Israel por sus "violaciones de los derechos humanos" y que se investiguen los actos del ejército israelí en Gaza y se pidan responsabilidades a los mandos militares y al Gobierno de Israel ante el Tribunal Penal Internacional.