1 de marzo de 2021
28 de diciembre de 2014

Osoro bendice a unas mil personas a la hora y las familias destacan su "apoyo, cercanía y parecido con el Papa"

Osoro bendice a unas mil personas a la hora y las familias destacan su "apoyo, cercanía y parecido con el Papa"
EUROPA PRESS

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, ha bendecido este domingo a unas 1.000 personas a la hora, entre familias numerosas, con dificultades, jóvenes y mayores que se han acercado a la Catedral de La Almudena para asistir a la Misa de las Familias, en la Jornada de la Sagrada Familia, y estas han destacado su "apoyo, cercanía y parecido con el Papa Francisco".

Las puertas de la Catedral abrían sobre las 10,00 horas pero algunas familias estaban haciendo cola desde las 8,30 horas. Los primeros en recibir la bendición del arzobispo han sido Felix, Esther y sus cinco hijos de entre 12 y 19 años.

Felix ha contado a Europa Press que el nuevo formato de la Misa de las Familias --hasta ahora se había celebrado en la Plaza de Colón y este año el obispo ha optado por una Eucaristía en La Almudena con bendición de familias una a una-- les ha parecido "más entrañable" y que Osoro ha sido "muy cariñoso" en su bendición.

El arzobispo ha entregado a cada familia una oración y unos dibujos realizados por él en los que quería representar la importancia de la familia cristiana. Además, a los niños les regalaba una moneda de chocolate con la Virgen de La Almudena grabada en el envoltorio.

Iris, venezolana, y Julio, su marido, comentaban impresionados la firma del arzobispo en los dibujos que les ha regalado --simplemente Carlos--. Este joven matrimonio ha viajado desde Alicante para recibir la bendición del arzobispo y les ha parecido "súper cercano y amable". Además, Iris se muestra contenta de que no haya tantos "protocolos" como antes para acercarse al obispo. "Me parece el Papa Francisco y eso me encanta", ha destacado.

Entre las familias que también se han acercado para recibir la bendición, se encontraba la formada por Daniel y Sara, un matrimonio joven con un hijo de unos dos años y otro en camino, que han aprovechado el minuto que han estado con el arzobispo para contarle una situación personal delicada relacionada con una enfermedad. Osoro les ha ofrecido todo su "apoyo", sus oraciones y les ha pedido que confíen en Dios.

También han podido saludar al arzobispo Adriana, Elena y Ligia, madre, hija y abuela, que viven en Madrid pero proceden de Colombia. Adriana cuenta que quería decirle muchas cosas al arzobispo pero que las lágrimas no se lo han permitido. Mientras, Ligia, de 80 años, explica que no oye muy bien pero que está segura de que Osoro les ha dicho cosas "muy lindas".

Por su parte, Pilar y Feliciano, un matrimonio de unos 70 años, salían de la bendición a los pies de La Almudena asegurando que es "un santo" y que les ha dado una bendición "muy sencilla" para toda su familia. Además, Pilar le ha contado que su nieto está en el seminario y Osoro se ha alegrado mucho.

Mientras, Tito y Angelines, que han guardado la fila junto a sus cinco hijos, han destacado que el nuevo formato es "mucho más cercano". "Nos ha pedido que recemos por él y nos ha hablado de la importancia de la familia, que es el tesoro del mundo", ha apuntado Angelines. Ellos han pedido al arzobispo que rece por sus hijos para que sean "buenos cristianos".

Entre los grupos que se han acercado a recibir la bendición también se encontraban unas 40 personas de la Asociación Pública de Fieles Reparadores de Nuestra Señora de la Virgen de los Dolores del Escorial --de las apariciones de El Escorial--.

Una vez bendecidas, las familias se hacían una foto con el arzobispo y se acercaban a depositar un donativo para las familias más necesitadas.

MÁS DE 4.000 PERSONAS EN LA MISA

Las bendiciones se han interrumpido pocos minutos antes de las 12,00 horas para celebrar la Misa de las Familias que ha congregado a más de 4.000 personas -2.500 dentro del templo y más de 1.500 en la Plaza--.

Durante la Eucaristía, en la que han concelebrado el nuncio Renzo Fratini, y el obispo auxiliar Fidel Herráez, el arzobispo ha invitado a las familias presentes a ser "valientes y audaces" para comunicar el Evangelio y transmitir el "amor de Dios". Asimismo, ha defendido que la familia cristiana, que pone a Dios en el centro, es "lo moderno" y que "lo antiguo es vivir marginando a Dios".

Entre las peticiones que se han leído durante la Eucaristía, un niño ha pedido para que "se valore la vida como sagrada e inviolable desde la concepción hasta la muerte" y también ha rogado por los abuelos para que "no les falte el cariño familiar" en estos años de su vida.

Al terminar la Misa, Carlos Osoro ha retomado las bendiciones a los pies de La Almudena ya que decenas de familias han guardado la cola durante la Misa. Según aseguró el arzobispo en una entrevista con Europa Press, se quedará bendiciendo "toda la noche" si hace falta.

Para leer más