14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • Sábado, 12 de Octubre
  • 12 de marzo de 2008

    El padre de Mari Luz pedirá "justicia desde el silencio" y luchará por "encontrar el culpable"

    El padre de Mari Luz pedirá "justicia desde el silencio" y luchará por "encontrar el culpable"

    HUELVA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El padre de Mari Luz, Juan José Cortés, la niña de cinco años cuyo cadáver apareció el pasado viernes flotando en la ría de Huelva tras permanecer 54 días desaparecida, aseguró hoy que pedirá "justicia desde el silencio" y que "después de haber luchado por encontrarla", luchará "ahora por hallar al culpable del daño que se ha hecho a la niña".

    En rueda de prensa en la sede de la Asociación de Gitanos del barrio de El Torrejón ante un centenar de personas de medios locales, nacionales y extranjeros, Juan José Cortés, rodeado de sus familiares, destacó que él es "el primer interesado en saber qué ha pasado con Mari Luz", pero reconoció que esto "va a llevar un tiempo", tras lo que resaltó que, "aunque yo tenía mucha prisa para encontrar a la niña, ahora no tengo ninguna para encontrar a los que han hecho este gran daño".

    Por ello, pidió a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que "se tomen todo el tiempo del mundo y no se precipiten en esclarecer los hechos", ya que, a su juicio, "la mejor conclusión será la que arrojen las investigaciones y el juez", por lo que proclamó que "no diré nada de lo que se está investigando" y pidió a los medios "que no se hagan especulaciones ni se den datos que no sean los oficiales para no cargar más en el dolor por lo sucedido con Mari Luz", aunque garantizó que "nunca recriminará nada a los medios".

    En este sentido, destacó que quiere "descansar, pasar página y dejar a la justicia que hable porque yo ya no hablaré más hasta que no se haya aclarado todo", lo que confió en que "puede pasar en un medio plazo", ya que "los mejores profesionales están trabajando al 200 por ciento en esta investigación y están 'poniendo toda la carne en el asador'", por lo que descartó la contratación de investigadores privados porque "sería añadir más gente y es absurdo porque los agentes tienen toda la información y lo único que hace falta es tiempo".

    Y es que, aunque durante su comparencia insistió en "encontrar a los culpables", reconoció que "sería precipitado descartar un accidente porque no hay un informe sobre las causas en las que se produjo la muerte de Mari Luz, con lo que hablar antes es intentar jugar a equivocarse, así que lo mejor es esperar, tener paciencia y dejar trabajar a los profesionales, que ya pagará quien lo haya hecho".

    Juan José Cortés insistió en que su casa "necesita tiempo para meditar y llorar en silencio la pérdida de Mari Luz" y, aunque aseguró que "esto no va a quedar aquí, porque voy a luchar por mi hija y porque todos los niños puedan estar más seguros", destacó que "la vida tiene que continuar y tengo otros dos hijos a los que tengo que tratar de hacer felices y el mejor regalo es que se haga justicia por su hermana".

    En este punto, reconoció que su mujer, Irene Suárez, está "muy mal en cama", pero garantizó que "la recuperaremos por el bien de mis hijos y volveremos a ser una familia que, aunque nunca va a olvidar este dolor, lo va a superar y se recuperará con el tiempo".

    La voz del padre de Mari Luz, siempre firme desde que desapareció su hija, se entrecortó para asegurar que el "dolor" por la pérdida de una hija "no se puede explicar porque el alma se desgarra ante algo tan doloroso que era la única imagen que no quería ver en mi vida y que, desgraciadamente ha sido así".

    AGRADECIMIENTOS

    Pero el principal motivo de la comparecencia de Juan José Cortés, además de pedir descanso e intimidad, fue agradecer, en primer lugar, a los medios de comunicación, "todo lo que habéis hecho por mi, que habríais hecho en otros casos de otras desapariciones y que, aunque no sirve de terapia ni para encontrar al desaparecido como ha ocurrido en este caso, sí sirve a mantener la esperanza porque hay mucha gente que, gracias a vosotros, ha buscado a mi hija".

    A pesar de tener el corazón "destrozado", aseguró tener en una parte "una gran satisfacción porque he sentido el calor de una profesión tan dura, difícil y a veces tan incomprendida, que tiene mucha parte buena que es hacer mucho bien en casos como éste porque detrás de las cámaras y de los micros hay personas con corazón que entienden el dolor y que incluso han dejado su trabajo para buscar a mi hija, que son los detalles que se me quedarán para siempre".

    De la misma forma, se congratuló de "haber visto algo especial, que es la ternura y la delicadeza en el trato hacia mi hija", por lo que pidió a los medios "la misma actuación en otros casos parecido porque sirve de mucha ayuda".

    Por otra parte, agradeció a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, a la Policía Local, a los Bomberos, a dos personas "muy especiales", Javi y Paco, y a todas las personas que voluntariamente han buscado a Mari Luz "su trabajo porque me han dado mucha fuerza y también ver cómo un país entero se ha volcado con mi hija, ya que me deja la tranquilidad de que se ha hecho todo por ella".

    Finalmente, se dirigió a todas las personas que "directa o indirectamente" han colaborado en el caso de Mari Luz para decirles que "tengo que agradecerles la vida porque no sé cómo responder a todo el cariño de esa gente que muchas veces me ha hecho llorar de emoción y de satisfacción por saber que tenemos un pueblo con un corazón tremendo que se ha volcado en el caso de mi hija".

    Así, lanzó "un fuerte abrazo a toda la gente que ha enviado mensajes desde España, Portugal, Francia, EE.UU. Holanda, Sudamérica o Italia" y les deseó "que Dios les bendiga".