22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 13 de octubre de 2019

    El Papa canoniza al cardenal Newman: "La fe hace milagros cuando salimos de nuestros puertos seguros"

    El Papa canoniza al cardenal Newman: "La fe hace milagros cuando salimos de nuestros puertos seguros"
    October 9, 2019 - Vatican: Pope Francis greets the crowd as he arrives to leads the weekly general audience in Saint Peter's Square, at the Vatican. (Massimigliano Migliorato/CPP / Contacto)MASSIMIGLIANO MIGLIORATO

    ROMA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El Papa ha canonizado este domingo 13 de octubre al cardenal John Henry Newman, exanglicano que se convirtió en una figura clave para el catolicismo en Inglaterra y el primer santo inglés que no es mártir desde la Reforma.

    "La fe requiere un camino, una salida, hace milagros si salimos de nuestras certezas acomodadas, si dejamos nuestros puertos seguros, nuestros nidos confortables. La fe aumenta con el don y crece con el riesgo. La fe avanza cuando vamos equipados de la confianza en Dios", ha señalado el Pontífice durante la celebración solemne a la que ha asistido el Príncipe Carlos de Inglaterra.

    El heredero al trono británico ha escrito en el periódico del Vaticano 'L' Osservatore Romano' un artículo titulado 'La armonía en la diferencia', algo poco habitual en estos casos. "Cualesquiera que sean nuestras creencias y cualquiera que sea nuestra tradición, solo podemos estar agradecidos con Newman por los dones, enraizados en su fe católica, que compartió con la sociedad en general", asegura Carlos de Inglaterra en su artículo.

    Así, asegura que la fe de Newman era verdaderamente católica, ya que abrazó todos aspectos de la vida católica. "En este mismo espíritu, nosotros, seamos o no católicos, podemos en la tradición de la IglesiaCristiana a través de los siglos, abrazar la perspectiva única, laparticular sabiduría y comprensión, que esta sola alma hatraído a nuestra experiencia universal", añade en su artículo.

    JUNTO A NEWMAN, CUATRO MUJERES SANTAS

    Junto con Newman, el Pontífice también ha canonizado a la fundadora de las Hijas de San Camilo, Giuseppina Vannini; la religiosa india María Teresa Chiramel Mankidiyan; la primera santa brasileña, Dulce Lopes Pontes; y la suiza Margarita Bays.

    "Hoy damos gracias al Señor por los nuevos santos, que han caminado en la fe y ahora invocamos como intercesores --ha señalado durante la homilía--. Pidamos ser así, 'luces amables' en medio de la oscuridad del mundo. Jesús, quédate con nosotros y así comenzaremos a brillar como brillas Tú; a brillar para servir de luz a los demás".

    SANTIDAD DE LO COTIDIANO

    Así, Francisco ha recalcado que tres de las canonizadas son religiosas que muestran que la vida consagrada es un camino de amor en las periferias existenciales del mundo. Mientras, Santa Margarita Bays, era una costurera que, según ha explicado, revela la potencia de la oración sencilla, la tolerancia paciente y la entrega silenciosa. "Es la santidad de lo cotidiano, a la que se refiere el santo cardenal Newman cuando dice: El cristiano tiene una paz profunda, silenciosa y escondida que el mundo no ve", ha explicado.

    Así, el Papa ha recalcado que "invocar, caminar, agradecer" son las tres etapas que muestran el camino de la fe". Sobre la primera etapa, y poniendo de ejemplo a los leprosos que, eran unos excluidos sociales, Francisco ha dicho que Dios no excluye a nadie. "Es así como se acortan las distancias, como se vence la soledad --ha puntualizado--, no encerrándose en sí mismos y en las propias aflicciones, no pensando en los juicios de los otros, sino invocando al Señor, porque el Señor escucha el grito del que está solo".

    Caminar, se refiere al momento en el que los leprosos se curan, no cuando ven a Jesús, sino después. "Somos purificados en el camino de la vida, un camino que a menudo es en cuesta, porque conduce hacia lo alto", ha dicho para añadir que hay que "caminar juntos" y hacerse cargo de los que han perdido el rumbo.

    Finalmente, ha señalado que "agradecer no es cuestión de cortesía, de buenos modales" sino una "cuestión de fe" de un corazón que así "se mantiene joven". "Decir: 'Gracias, Señor' al despertarnos, durante el día, antes de irnos a descansar es el antídoto al envejecimiento del corazón", ha señalado.

    Además del Príncipe Carlos del Reino Unido, entre la autoridades presentes se encontraban el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao; el vicepresidente de Taiwan, Chen Chien-Jen; un alto representante del Gobierno de la India, así como el presidente de Italia, Sergio Matarella.

    John Henry Newman nació en Londres en 1801. Fue ordenado sacerdote de la Iglesia Anglicana, en la que sirvió durante años como párroco de St. Clement en Oxford. Durante años fue un crítico de la Iglesia católica y estaba convencido de que Roma era la capital de la herejía, llegando a decir que el Papa era el anticristo.

    En 1843 se retractó formalmente de sus declaraciones contra la Iglesia Católica y en septiembre de ese mismo año predicó su último sermón como anglicano. Dos años más tarde, en 1845, se convirtió al catolicismo. Se formó como sacerdote, en el Colegio de Propaganda Fidei, en la Piazza di Spagna y fue ordenado el 1 de junio de 1847 en Roma.

    Años después se convirtió en uno de los pioneros de la Universidad Católica de Irlanda. El legado que Newman ha dejado como promotor de la educación en ese país fue retomado por Edmund Rice, un pedagogo irlandés que fue el fundador de los 'Hermanos Cristianos', la orden que, tiempo después, llegaría a Argentina y terminaría fundando el colegio en el que se formaron Macri, Nicolás Caputo, José Torello, Pablo Clusellas y Alfonso Prat-Gay, entre otros.

    También fundó los Oratorios de San Felipe Neri y fue creado cardenal en 1879, tomando como lema 'Cor ad cor loquitur' (El corazón habla al corazón). Murió el 11 de agosto de 1880.

    Benedicto XVI lo beatificó el 19 de septiembre de 2010, gracias a la curación milagrosa del diácono Jack Sullivan, de Braintree, Massachusetts, quien se recuperó de una dolencia en la columna vertebral que le impedía caminar, y que rezó al Cardenal Newman pidiendo su intercesión.

    El milagro que permitirá su canonización es la curación de una mujer embarazada estadounidense que rezó pidiendo la intercesión del cardenal tras recibir un diagnóstico muy grave. Los médicos aún no se explican cómo la mujer, de la Arquidiócesis de Chicago, pudo recuperarse.

    Junto con Newman han sido canonizadas la beata Dulce Lopes Pontes, primera santa brasileña que fundó la Unión de los Trabajadores de San Francisco, un movimiento cristiano de trabajadores en Bahía (Brasil), y el hospital de Sant'Antonio; Giuseppina Vannini, que fundó la congregación de las Hijas de San Camilo en 1892; María Teresa Chiramel Mankidiyan, que en 1914 fundó la congregación de las Hermanas de la Sagrada Familia; y Marguerite Bays, nacida en 1815, quien vivió muchas experiencias místicas y experimentó los estigmas.

    PRIMER SANTO EN 300 AÑOS

    Aunque en 1970 la Iglesia católica canonizó a 40 mártires de Inglaterra y Gales, estos eran del siglo XVI. Por lo tanto, el cardenal Newman (del siglo XIX) se convertirá en el santo más reciente de Inglaterra. "Es muy importante para nosotros porque tenemos 300 años sin santos", precisó el portavoz de la canonización, Jack Valero.

    Según explicó Valero en un encuentro con medios en julio en Madrid, en Reino Unido, no solo entre los católicos sino también entre los anglicanos, se ve al futuro santo como una persona que puede "rescatar" el cristianismo en una época en la que ha "decaído" y de "escándalos".

    "Ven a Newman como una persona que puede rescatar el cristianismo en una época donde ha decaído, en una época de escándalos, en la que hemos tenido una investigación sobre abusos todas las instituciones del país, no solo las iglesias, pero las iglesias están en una crisis de credibilidad", subrayó.