7 de junio de 2020
27 de agosto de 2014

El Papa Francisco llama a hacer examen de conciencia sobre el "pecado gravísimo" de la división en las parroquias

El Papa Francisco llama a hacer examen de conciencia sobre el "pecado gravísimo" de la división en las parroquias
REUTERS

ROMA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco ha hecho un llamamiento durante la catequesis de la Audiencia General de los miércoles para que las parroquias y comunidades cristianas hagan un "serio examen de conciencia" sobre la situación de desunión, críticas, envidias o celos que, según ha asegurado, se vive en ellas.

A juicio del Papa, que también ha lamentado la desunión de las distintas confesiones cristianas, las diferencias y rencillas en estos lugares son "un pecado gravísimo" que ha denominado como "pecados parroquiales", según ha informado Radio Vaticana.

"Jesús rezó por la unidad de sus discípulos, es la oración de la Última Cena", ha recordado el Pontífice durante la catequesis que tradicionalmente imparte durante el encuentro con los fieles. "Que todos sean una sola cosa; como tú, Padre, estás en mi y yo en ti, que estén también en nosotros", reza el pasaje del Evangelio citado por Francisco.

Por el contrario, ha lamentado la existencia de "tantos pecados contra la unidad" en la experiencia de la cristiandad, que, según ha explicado, hacen que, cuando se producen, "hacen que una comunidad cristiana no sea signo de la obra de Dios sino de la obra del diablo".

El Papa ha recordado que la Iglesia es "una" y "santa", de acuerdo con el credo de la Iglesia católica. Sin embargo, ha recordado también que está compuesta por "hombres pecadores que todos los días hacen experiencia de su propia fragilidad y su propia miseria".

Por ello, ha llamado a los fieles a que la fe común anime a la "unidad y la santidad" porque "si no se está unido, no se es santo, porque no se es fiel a Jesús". La unidad es, según el Papa, el "testamento espiritual" de Jesús que busca que "la unidad llegue a ser la nota distintiva de las comunidades cristianas y la respuesta más bella a aquellos que preguntan por la esperanza que hay en ellas".

En el caso de las parroquias, Francisco ha hecho especial hincapié en recordar que estas están llamadas a ser "lugares de comunión y para compartir" y que, por el contrario, a menudo son "signo de los celos, la antipatía y la envidia".

"¡Cuánto se rumorea en las parroquias! --ha lamentado el Papa-- Esta no es la Iglesia, ¿eh? ¡Esto no debemos hacerlo!", ha advertido. "No pido que os cortéis la lengua sino que pidáis al Señor la gracia de no hacerlo", ha señalado.

Francisco ha explicado que los rumores y críticas surgen cuando uno "se pone en primer lugar, cuando se pone a sí mismo en el centro, con su modo de ver, y juzga a los demás".

Por ello, ha insistido en la necesidad de "hacer examen de conciencia" en la propia comunidad cristiana y ha recordado que "Dios quiere que crezcamos en la capacidad de acogernos, de perdonarnos, de querernos bien, para parecernos a Él", ha asegurado el Papa.

Para leer más