26 de enero de 2021
27 de febrero de 2006

El Papa invita a los jóvenes a no perderse "en los errores e ilusiones de ideologías aberrantes"

Les insta a leer la Biblia para que sea como "una brújula que indica el camino a seguir"

ROMA, 27 Feb. (de la corresponsal de EUROPA PRESS C. Giles) -

El Papa Benedicto XVI ha realizado un llamamiento a los jóvenes para que no se pierdan "en los errores e ilusiones de ideologías aberrantes", en su mensaje para la XXI Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebrará, a nivel diocesano, el próximo 9 de abril, y que fue dado a conocer hoy por el Vaticano.

"No es fácil reconocer y encontrar la auténtica felicidad en el mundo en que vivimos, en el que el hombre a menudo es rehén de corrientes ideológicas, que lo inducen, a pesar de creerse 'libre', a perderse en los errores e ilusiones de ideologías aberrantes", se lee en el texto.

El Santo Padre propuso en su mensaje el versículo del Salmo 118[119]: "Para mis pies antorcha es tu palabra, luz para mi sendero", para invitar a los jóvenes a "amar la palabra de Dios y amar a la Iglesia, que os permite acceder a un tesoro de un valor tan grande introduciéndoos a apreciar su riqueza".

"El Verbo encarnado, Palabra de Verdad, nos hace libres y dirige nuestra libertad hacia el bien. Queridos jóvenes, meditad a menudo la palabra de Dios, y dejad que el Espíritu Santo sea vuestro maestro. Descubriréis entonces que el pensar de Dios no es el de los hombres; seréis llevados a contemplar al Dios verdadero y a leer los acontecimientos de la Historia con sus ojos; gustaréis en plenitud la alegría que nace de la verdad", explicó el Papa.

Benedicto XVI también invitó a los jóvenes a leer la Biblia para que sea como "una brújula que indica el camino a seguir" y añadió que como advierte el apóstol Santiago: Hay que "poner la Palabra en práctica y no sólo escucharla engañándoos a vosotros mismos".

El Pontífice comentó que con "la XXI Jornada Mundial de la Juventud, que celebraremos el próximo 9 de abril, Domingo de Ramos, emprenderemos una peregrinación ideal hacia el encuentro mundial de los jóvenes, que tendrá lugar en Sydney en el mes de julio de 2008".

Precisamente, el Sumo Pontífice invita a rezar por la juventud este mes de marzo. Su intención general de oración es 'Acompañar a los jóvenes en su búsqueda vital', es decir, para que se sepa "acompañar, comprender y respetar con paciencia y amor a los jóvenes en su búsqueda del sentido de la vida".