28 de noviembre de 2020
24 de febrero de 2007

El Papa pide a los fieles seguir su conciencia y rechazar la eutanasia, el aborto y las uniones homosexuales

CIUDAD DEL VATICANO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Papa Benedicto XVI renovó hoy su condena de todas las amenazas a la vida, tales como la eutanasia, el aborto y la concesión de derechos legales a las parejas homosexuales y pidió a los fieles a seguir a su conciencia y no ceder a la presión de sus iguales.

"Los cristianos son llamados constantemente a movilizarse para resistir a los numerosos ataques al derecho a la vida", declaró el Santo Padre en la clausura de las conferencias de la Academia Pontificia de la Vida.

Benedicto XVI destacó la presión cada vez mayor que tienen que afrontar los países en desarrollo para legalizar el aborto y "liberalizar nuevas formas de aborto químico utilizando el pretexto del la salud reproductiva".

En cambio, la vida en los países desarrollados está amenazada por la sofisticada investigación biotecnológica y la "búsqueda obsesiva del 'hijo perfecto', con la expansión de la inseminación artificial y varios tipos de diagnóstico que tienden a asegurar su selección", aseguró el Pontífice.

El Papa también aprovecho para arremeter contra las leyes de legalización de la eutanasia, una práctica respaldada por la búsqueda del "presunto bienestar de la gente" y la creciente presión para para "la legalización de cohabitaciones que son alternativas del matrimonio y que están cerradas a la procreación natural".

Depende pues de la conciencia de los cristianos discernir "lo que está bien de lo que está mal cuando no ayudan las convenciones sociales, el pluralismo cultural ni los diferentes intereses", explicó.

Estudiosos, profesores y teólogos católicos se reunieron ayer y hoy en esta conferencia para discutir cómo los fieles deben seguir a su conciencia.