5 de julio de 2020
31 de mayo de 2020

El Papa reza el primer Regina Coeli desde la ventana del Palacio Apostólico con fieles en la plaza de San Pedro

El Papa reza el primer Regina Coeli desde la ventana del Palacio Apostólico con fieles en la plaza de San Pedro
El Papa asomado a la Plaza de San Pedro - EVANDRO INETTI/ZUMA WIRE/DPA

ROMA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

El Papa ha rezado el primer Regina Coeli asomado a la ventana de su estudio privado en la Biblioteca del Palacio Apostólico mientras que en la plaza de San Pedro se habían congregado decenas de fieles con mascarillas que han podido ver al Papa en público por primera vez desde que comenzó la pandemia.

Los accesos a la plaza de San Pedro han sido exhaustivamente controlados por la autoridades locales que han limitado el número de peregrinos para que guarden las distancias de seguridad y así evitar el riesgo de contagio. De hecho, han sido muchos los peregrinos que han tenido que seguir el rezo dominical al otro lado de las vallas instaladas para gestionar el aforo.

Durante su intervención, el Papa ha recordado a los pueblos de la Amazonia, donde el Covid-19 está registrando un impacto devastador con más de 45.000 casos positivos confirmados y un total de 2.766 fallecidos, según los datos de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) hasta el 11 de mayo. El Papa también se ha referido al personal sanitario, uno de los sectores de población más expuestos al virus. "El Sínodo del Amazonas terminó hace siete meses; hoy, fiesta de Pentecostés, invocamos al Espíritu Santo para dar luz y fortaleza a la Iglesia y a la sociedad en la Amazonia, severamente probado por el pandemia", ha señalado.

Así, ha rezado por la intercesión de María, Madre del Amazonas, "para las personas más pobres e indefensas de esta querida región, pero también para los de todo el mundo", al tiempo que ha pedido "que nadie se quede sin la asistencia e su salud". "No ahorremos en la salud por la economía. Las personas somos más importantes que la economía --ha dicho--. La Iglesia lo necesita para caminar en armonía y con valentía. presenciando el evangelio. Y toda la familia humana lo necesita, para salir de esta crisis más unida".