19 de abril de 2019
  • Jueves, 18 de Abril
  • Miércoles, 17 de Abril
  • 20 de marzo de 2019

    La plataforma Xnet pide un marco normativo que "desmantele el negocio" de la desinformación y las 'fake news'

    MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

    Xnet propone crear un marco normativo que "desmantele el negocio de la desinformación, para así acabar con la impunidad de los grandes fabricantes y viralizadores de 'fake news' y desinformación (gobiernos, partidos políticos, mass media y corporaciones)".

    Así lo pone de manifiesto la plataforma de activistas, que actúa en defensa de los derechos digitales, la renovación democrática y la lucha contra la corrupción, en un informe que ha presentado este miércoles 20 de marzo en Madrid.

    Al mismo tiempo, la plataforma aboga por "perseguir la higiene del ecosistema informativo a través de la transparencia y la verificación abierta y distribuida que ya se practica en el ámbito científico y en múltiple comunidades 'online'".

    "Toda iniciativa que implique delegar en unos pocos la confrontación del fenómeno de las noticias falsas, ya sea mediante un ente gubernamental o una empresa, conlleva un riesgo muy real de recorte de derechos fundamentales, sobre todo en el contexto actual europeo de regresión democrática", avisa Xnet en la investigación.

    En este sentido, considera que la obligación de verificación "debe ser imperativa" para todo 'informador influyente' y "su falta fuertemente penalizada". "Entendemos por 'informador influyente' toda persona física o jurídica que tenga gran poder de difusión de una determinada información (incluidos gobiernos, partidos políticos, mass media, corporaciones y grandes marcas); y entendemos que la obligación debe ser imperativa cuando la difusión de esa información se produce a raíz de un pago o un cobro (publicidad)", agregan.

    Según defiende Xnet en su informe, las 'fake news' no son un fenómeno nuevo. "Ni lo es que los históricos monopolios de la manipulación informativa lo utilicen como excusa para promover doctrinas normativas que recortan la libertad de expresión y de información y criminalizan el uso de tecnologías como Internet", subraya.

    "Desde el origen de los tiempos, los grandes productores y viralizadores de fake news y de desinformación han sido los gobiernos, los partidos políticos, los mass media y las corporaciones de gran alcance; o sus equivalentes para cada época histórica. Por una razón muy simple. No es por bondad o excelencia moral que los ciudadanos de a pie no tengamos impacto en cuanto a la creación de bulos. Es que para ello, para tener un alcance real, masivo, se necesitan medios, y la gente no los tiene", argumenta.

    Finalmente, apunta que si se quiere "menos" desinformación es necesaria "más y mejor democracia y menos tecnofobia y criminalización de las libertades, más rendición de cuentas y verificación y menos impunidad, paternalismo desinformado y monopolio de los medios y recursos informativos". "En definitiva, necesitamos demo-cracia es decir, vigilancia ciudadana sobre lo que dice y hace el poder", concluye.

    Contador

    Lo más leído en Sociedad