17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 1 de noviembre de 2009

    Prodeni alerta de "recortes" en Protección de Menores en Andalucía, sobre todo, en el área de adopciones

    SEVILLA, 1 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación Pro-Derechos del Niño y de la Niña (Prodeni) alertó hoy de que la Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social de la Junta de Andalucía "está aplicando recortes de presupuesto y personal en los servicios de Protección de Menores, sobre todo, en la tramitación de las adopciones".

    Así, según indicó a Europa Press el portavoz de la asociación, José Luis Calvo, a causa de la "austeridad" que impone la crisis económica "se están reduciendo los equipos de profesionales y los recursos", justo cuando, "se producen más desajuste en las familia a consecuencia precisamente de las dificultades económicas y el paro y la inmigración derivados".

    Calvo afirmó que la entidad ha recibido "numerosa quejas de técnicos y miembros de los equipos de intervención en asuntos de menores que trabajan para la Administración", quienes advierten de que "en los últimos años se están reduciendo considerablemente los recursos", especialmente, en los equipos dedicados a determinar la idoneidad de las familias que desean adoptar a un niño.

    Así, afirmó que la Junta ha "reducido este servicio y lo ha externalizado", con lo que mientras que antes se contaba con un grupo de unos 20 profesionales por provincia dedicados a esta tarea, "ahora el número se ha reducido a una veintena para toda Andalucía".

    "Al reducir el número de profesionales a los que obligatoriamente todas las personas que quieran adoptar un niño tienen que acudir, la lista de espera aumenta, se ralentizan los plazos y, por supuesto, disminuye la calidad de los servicios, como suele ocurrir normalmente con los servicios subrogados", señaló.

    En este sentido, afirmó que los profesionales que trabajan en estas empresas externas "son muy jóvenes, con poca experiencia y contratos temporales y muy precarios, con lo que, además, suelen tener mucha movilidad, lo que, sin duda, redunda en la calidad del servicio que prestan".

    No obstante, lamentó que esta situación es una "constante" en el servicio de Protección de Menores, "incluso entre el personal funcionario por la cantidad de trabajo que tienen y los pocos medios con los que cuentan".