18 de agosto de 2019
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 23 de junio de 2009

    Rajoy ve un "disparate colosal" las palabras de De la Vega sobre el aborto

    MADRID, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, calificó el lunes de "disparate colosal" las declaraciones realizadas por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y pidió al Ejecutivo "un poquito de pedagogía de valores y principios".

    Rajoy respondía así a la 'número dos' del Gobierno, quien el lunes dijo que ante el aborto se pude "hacer algo o ser hipócritas y mirar para otro lado" y llamó "retrógrados" a quienes se muestran contrarios al mismo.

    En declaraciones a Intereconomía, recogidas por Europa Press, el líder del PP tachó de "disparate colosal" estas palabras y subrayó que el Gobierno "no debe meterse en la vida de las familias", algo que él aseguró no haber hecho y que se comprometió a no hacer si algún día llega a La Moncloa. Tras recordar que, además, esta reforma no figuraba en el programa electoral del PSOE, acusó al Ejecutivo de querer "distraer" y "hacerse el 'progre" con la misma.

    El presidente de los populares rechazó la reforma de la ley del aborto que, entre otras cuestiones, permite a una chica de 16 años abortar sin el consentimiento paterno. Esto, enfatizó, "no es ni ideología ni progresismo" sino que supone "un atentado a las normas mínimas de convivencia" y "a la familia".

    En este sentido, recordó que "la actual ley, refrendada por el Tribunal Constitucional, protege el derecho a la vida" con tres excepciones muy claras y es una "regulación equilibrada y avanzada". Además, según dijo, la "mayoría de gente cree que esa legislación es muy razonable".

    Lo que es "retrógrado", dijo respondiendo a De la Vega, son "las políticas que está haciendo este Gobierno" con "discursos del pasado" que no se hacían en Europa "hace treinta años". Por ello, reclamó al Ejecutivo de Zapatero "un poquito de pedagogía de valores y principios".

    ENERGÍA NUCLEAR

    El líder del principal partido de la oposición también se refirió a la decisión que tiene que tomar el Gobierno sobre la continuidad de Santa María de Garoña, en Burgos. En este sentido, dijo que si Zapatero decide que continúa la actividad de la central nuclear "irá contra su programa" electoral y si decide cerrarla "lo hará contra el sentido común". Si prorroga su actividad de dos a seis años irá, matizó, "contra su programa y contra el sentido común".

    En la misma línea, consideró que el Gobierno debería tener en cuenta el informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que aboga por prorrogar diez años más el funcionamiento de Garoña, aunque no es vinculante porque si no, se preguntó, "para qué está" este órgano asesor.

    Por último, indicó que el "sentido común" indica que no se puede prescindir de las centrales nucleares que actualmente están en funcionamiento y señaló que el PP va a "plantear el debate para el futuro". "Que nadie piense que vamos a tener de los molinos de viento suficiente energía. Alguna vez tendremos que acabar con nuestra dependencia energética", concluyó.