17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 12 de octubre de 2008

    Rouco Varela dice que la familia y los jóvenes son el "indispensable sostén" de la fe cristiana

    ZARAGOZA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Antonio María Rouco Varela, aseguró hoy durante la homilía de la misa pontifical en honor de la Virgen del Pilar que la familia y los jóvenes constituyen el "indispensable sostén" para el presente de la fe cristina y que son la "garantía humana más sólida" para su futuro.

    En la Basílica del Pilar de Zaragoza, Rouco Varela defendió que el valor que para los "españoles de hoy y de mañana" tiene la fe cristiana "supera y trasciende todo egoísmo y utilitarismo posible". Según sus plegarias, pedirle a la Virgen del Pilar que conserve y haga crecer la fe de los españoles, "equivale a pedirle el buen de los bienes para la familia y la juventud de España".

    En otro momento de su homilía, el cardenal arzobispo se preguntó si los cristianos reconocen "de verdad" a la Virgen María. A su juicio, éste es todo un "reto existencial de máxima actualidad". "Reto inevitable" ante la "creciente impregnación de sectores muy considerables" de la sociedad que tienen una "mentalidad militantemente laicista, alejada de la fe cristiana".

    Durante la ceremonia, que comenzó a las 12,00 horas en el altar mayor del templo, Rouco Varela lamentó que esa actitud "sin referencia alguna a Dios" haya llegado también a los "ambientes" en los que viven los jóvenes, como la familia, la escuela, la Universidad, o los espacios donde éstos hacen deporte o se divierten.

    "La fe es el gran don de Dios para el hombre que busca y precisa conocer la verdad y el sentido último de la existencia", aseguró el cardenal arzobispo de Madrid. Para él, aquel que quiera "subsistir con la dignidad propia de la persona, descubrir el amor auténtico y vivir de su fuerza y dinamismo" debe ampararse en "el amor de Dios".

    Ante los cientos de fieles congregados en la Basílica del Pilar, mostró su satisfacción por presidir la celebración religiosa en "un año importante para Aragón", en referencia a la Exposición Internacional Zaragoza 2008.

    El cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española estuvo acompañado en la misa por el anterior arzobispo de Zaragoza, Elías Llanes. A ella acudieron, además, gran parte de los miembros de la corporación municipal. El actual arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, se encuentra convaleciente tras una operación.

    FIESTA DESLUCIDA POR EL AGUA

    La eucarística es uno de los dos actos centrales de la jornada de hoy, junto con la Ofrenda de Flores a la Virgen, que este año resultó deslucida por la lluvia. De hecho, el agua hizo acto de presencia de forma intermitente a lo largo de la jornada y una fuerte tromba cayó entre las 12.45 y las 13.15 horas, dejando el paseo de la Independencia casi vacío.

    La lluvia impidió que varios grupos de joteros hayan podido actuar en la Plaza del Pilar, que se inundó en algunas zonas. A pesar de la incidencia, miles de personas participan en este acto, que cumple su 50 aniversario, y que ha comenzado a las 7.30 horas. La previsión de finalización son las 16.35 horas. Este año participan 370 grupos.