21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 10 de enero de 2009

    Los socialistas valencianos exigen a Barberá que respete la libertad de expresión y no impida la llegada del 'bus ateo'

    VALENCIA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El PSPV en el Ayuntamiento de Valencia exigió hoy a la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, que respete la libertad de expresión y de culto y no impida la llegada a la ciudad de la campaña del 'bus ateo', en respuesta a las declaraciones que realizó ayer la primera edil, en las que calificó la iniciativa de "disparate y provocación".

    Al respecto, el concejal del PSPV en el consistorio, Juan Soto, señaló en un comunicado que "es un disparate que Barberá califique de disparate el ejercicio de la libertad de expresión de unos ciudadanos que legítima y democráticamente manifiestan sus opiniones pero que no coinciden con sus creencias y opiniones personales".

    Así, recordó que España es un Estado aconfesional en el que "el Ayuntamiento, como poder civil, tiene la obligación y el deber de respetar las creencias de todos: de los que creen, de los que no creen y de los agnósticos". Por ello, explicó que el lema promovido por las asociaciones ateístas "no debería encontrarse con ninguna traba política" y exigió a Barberá que "no utilice su poder como alcaldesa de todos los valencianos para imponer sus opiniones y creencias personales, favoreciendo las creencias de unos o limitando y coartando la libertad de quienes no piensan como ella".

    La campaña, que consiste en la inserción del lema 'Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta la vida' en el espacio reservado a publicidad de los autobuses urbanos, ya está en funcionamiento en Barcelona y, a partir del próximo lunes, entrará también en marcha en las calles de Madrid. Además, se trata de la llegada a España de una campaña similar desarrollada en el Reino Unido, que varias asociaciones ateístas han importado.

    Entre ellas se encuentra la Associació Valenciana d'Ateus i Lliurepensadors (Avall) que, según explicaron desde el PSPV, "ha asegurado que propondrá a la empresa que gestiona la publicidad de la Empresa Municipal de Transportes de Valencia que el lema figure en alguno de los autobuses urbanos que recorren la ciudad".

    Por ello, para Soto, "es una campaña publicitaria y como tal debe ser tratada", de forma que "si cumple los requisitos formales, no debería haber ningún problema para su aprobación", por lo que reclamó a la alcaldesa que "no censure el lema y permita su inserción en los autobuses de la ciudad".