16 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

El subdelegado del Gobierno firma la expulsión del inmigrante ilegal que llegó como polizón al Puerto de Santurtzi

El joven argelino tiene un amplio historial de delitos, entre ellos un homicidio, y ha utilizado hasta 11 identidades diferentes

BILBAO, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El subdelegado del Gobierno en Vizcaya, Miguel Ángel Fernández, firmó esta mañana la orden de expulsión del argelino de 25 años que llegó como polizón en un barco procedente de Casablanca, en Marruecos, al Puerto de Santurtzi el pasado 6 de diciembre, y que se convirtió en inmigrante ilegal al huir del buque y entrar en territorio del Estado español.

Este ha estado con anterioridad en España, para lo que ha utilizado 11 identidades diferentes, y ha cometido diversos delitos, entre ellos, un homicidio doloso, por lo que ha llegado a estar encarcelado, según informaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Las mismas fuentes señalaron que los informes médicos que se le han realizado estos días al inmigrante, durante su permanencia en el barco, reflejan, "en todo momento, un buen estado de salud", pese a que se haya autoinfligido lesiones, que han sido "superficiales".

Asimismo, la Administración precisó que, en "un exceso de celo", el joven argelino ha recibido asistencia hospitalaria, pese a que podía haber sido asistido en el mismo barco. "Se ha preferido pecar de exceso y se le ha trasladado en tres ocasiones al Hospital para ser atendido de las autolesiones", aseguraron.

La institución estatal destacó "la excelente labor de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía", que ha permitido conocer datos de este joven argelino "relevantes para la sociedad vizcaína y para la opinión pública".

"AMPLIO HISTORIAL DELICTIVO"

De esta forma, informó de que el joven inmigrante ha utilizado 11 identidades diferentes en el Estado español desde 2003 y cuenta con "un amplio historial delictivo". "Ha estado incluso en prisión en España y ha cometido diferentes delitos, entre ellos, un homicidio doloso", apuntó.

Por ello, la Subdelegación del Gobierno destacó que la decisión adoptada por Miguel Ángel Fernández "es acertada, responsable, serena y con conocimiento de causa".

Asimismo, recordó que, ya desde el principio, la actitud del joven argelino, que llegó como polizón, despertó sus "sospechas". "Primero, mintió al decir que era un menor de edad, después, al facilitar una filiación diferente a las diez registradas anteriormente. Además, extrañó que no hiciera uso del derecho que tiene de asistencia jurídica letrada al llegar a Puerto, algo conocido porque los propios patrones de los barcos saben cuál es el derecho internacional y la normativa", añadió.

Tras recordar que ya estuvo en España durante tres años y había tenido "diversos problemas con la Administración española", señaló que sorprendió que no solicitara la presencia de un abogado, por lo que se inició una investigación por parte de la Policía.

En este sentido, la institución estatal consideró que la resolución para expulsar a este inmigrante, firmada por el delegado del Gobierno, "ha evitado que pudiera entrar una persona peligrosa para la sociedad vizcaína". "Por tanto, no sólo se ha cumplido lo especificado en la Ley de Extranjería, sino que, además, hemos podido evitar la introducción de un peligro social", apuntó.

El polizón argelino, que se hallaba desde el día 6 en el buque, de pabellón de Antigua y Barbuda 'Anna Stevns', atracado en Santurtzi, escapó del barco y fue localizado ayer en Portugalete. De esta forma, se convirtió en inmigrante ilegal.

El joven argelino llegó a la localidad vizcaína junto con otro polizón, también de la misma nacionalidad, pero menor de edad. Este último fue trasladado al Centro de Acogida para Inmigrantes de la Diputación Foral de Vizcaya, una vez se determinó su condición de minoría de edad. El otro polizón continuó a bordo del "Anna Stevns" hasta que se dio a la fuga y se ha decretado su expulsión.