20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 10 de enero de 2009

    Temporal.- Barajas intenta recuperar la normalidad mientras cientos de pasajeros esperan a poder embarcar

    Los vuelos están sufriendo retrasos de entre una y dos horas y ya se ha producido alguna cancelación

    MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El aeropuerto de Barajas intenta recuperar la normalidad después de permanecer ayer cerrado durante cinco horas como consecuencia de la nevada caída en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, cientos de pasajeros continúan en las terminales a la espera de poder ser embarcados.

    Un portavoz de AENA explicó a Europa Press que están abiertas dos de las cuatro pistas del aeropuerto con el objetivo de que puedan operarse los 985 vuelos previstos, cuando la media de vuelos un día normal ronda los 1.200. A mediodía eran ya 247 los vuelos operados.

    En principio, las dos pistas abiertas tendrían capacidad para absorber el tráfico aéreo previsto. Sin embargo, muchos de los vuelos están sufriendo retrasos debido a que las compañías aéreas "tienen las rotaciones alteradas" después de la jornada de ayer.

    Además, las bajas temperaturas registradas durante la noche, que alcanzaron los seis grados bajo cero, están obligando a todos los aviones a pasar por la pista de deshielo antes de despegar, lo que supone un tiempo añadido al inicialmente previsto.

    Con el objetivo de evitar esperas innecesarias, AENA recomienda a través de su página web a los pasajeros que tengan previsto viajar hoy que contacten antes con su compañía aérea para solicitar información.

    Los previstos para esta mañana están sufriendo retrasos de entre una y dos horas. Por ejemplo, un vuelo de Iberia con destino al aeropuerto londinense de Heathrow despegó a las 13.30 horas mientras la hora prevista eran las 9.45 horas o un avión con destino a Dublin de Aer Lingus salió a las 11.28 cuando la hora inicial eran las 10.30. La compañía Ryanair llegó incluso a cancelar un vuelo con destino a Oporto previsto para las 11.35 horas de esta mañana, según datos de la página web de Aena recogidos por Europa Press.

    Fuentes de Iberia explicaron que la compañía tenía esta mañana todo listo para operar sus vuelos pero que ya se están empezando a registrar los primeros retrasos como consecuencia del estado del aeropuerto. Por ello, prevén que muchos vuelos salgan más tarde de la hora prevista y no descartan tener que efectuar alguna cancelación.

    Las consecuencias de esta situación la están sufriendo los pasajeros, quienes han aguardado durante toda la noche en las terminales del aeropuerto a poder viajar a su destino. La Unidad Militar de Emergencias (UME) distribuyó a lo largo de la noche un total de 1.300 mantas entre el pasaje que no había podido abandonar las instalaciones.