17 de septiembre de 2019
10 de enero de 2009

Temporal.- El pasaje de un vuelo de Iberia se amotina en Barajas dentro del avión tras un retraso de más de 24 horas

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los pasajeros de un vuelo de Iberia con destino a Buenos Aires desde el aeropuerto de Barajas se amotinaron hoy dentro del avión después de que el vuelo haya sufrido ya un retraso de más de 24 horas y la compañía haya querido desalojarles de la aeronave por segunda vez.

El vuelo 6845 de Iberia tenía previsto despegar a las 12.30 horas de ayer con destino a Buenos Aires, pero retrasó su salida como consecuencia del temporal. El aeropuerto de Barajas permaneció ayer cerrado entre las 11.50 horas y las 16.40 horas por la nieve caída en la capital.

Según explicaron los pasajeros a Europa Press, la compañía aérea les informó de que el despegue se efectuaría a las 3.00 horas de esta madrugada. Sin embargo, fueron desalojados de la aeronave una vez que ya habían ocupado sus asientos y el vuelo fue retrasado de nuevo hasta esta mañana.

Este nuevo intento de despegue tampoco tuvo lugar e Iberia pidió una vez más a los pasajeros que abandonaran el avión y esperaran a una nueva comunicación. Este nuevo retraso provocó el enfado del pasaje, que decidió amotinarse en el avión hasta adquirir un compromiso de la compañía aérea.

Según relataron, el comandante del vuelo argumenta que no puede despegar porque necesita descansar durante un periodo de diez horas y media. Así, los pasajeros han decidido no abandonar la aeronave hasta ser recibidos por personal de Iberia. Esta situación ha provocado incluso la presencia de la Guardia Civil en el avión para tratar de calmar los ánimos del pasaje.

En el caso de Iberia, los problemas por las nevadas se suman a la supuesta huelga de celo que mantienen los pilotos desde el pasado mes de diciembre y que está ocasionando retrasos y cancelaciones en muchos de sus vuelos.

Iberia ha presentado una demanda contra el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla), contra la sección sindical del Sepla en Iberia y contra los once miembros de dicha sección sindical por los daños y perjuicios provocados por la supuesta huelga de celo iniciada por el colectivo el pasado mes de diciembre, que ascienden a 13 millones de euros.