28 de enero de 2021
20 de abril de 2006

Toledo acoge desde mañana el I Congreso Diocesano de Educación como contribución de la Iglesia a la educación en España

Las jornadas, dirigidas a padres, profesores y sacerdotes, reunirán a más de 400 personas en la capital regional

TOLEDO, 20 Abr. (EUROPA PRESS)

El cardenal arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, presentó hoy el I Congreso Diocesano de Educación que desde mañana y hasta el domingo se celebrará en el Colegio de los Hermanos Maristas de la capital regional, y que ha organizado el Secretariado Diocesano de Enseñanza de la Archidiócesis toledana. Monseñor Cañizares adelantó que estas jornadas serán la contribución de la Iglesia a la educación en España y que servirán para promover una reflexión con educadores, padres y sacerdotes.

En total, durante los próximos tres días, este Congreso reunirá en Toledo a más de 400 participantes, bajo el lema '¡Atrévete a educar!', y tras ser inaugurado mañana por Cañizares, intervendrán en el mismo prestigiosos especialistas en el ámbito educativo. Entre los ponentes, destaca la presencia del cardenal Carlo Caffara, arzobispo de Bolonia y experto en temas de matrimonio, familia y educación.

También participarán, entre otros, Pablo Domínguez, Decano de la Facultad de Teología de San Dámaso, en Madrid; José Luis Restán, director de información socio-religiosa de la Cadena COPE; o Fernando del Castillo y Nieves Tomillo, fundadores de la Fundación Solidaridad Humana y terapeutas de familia.

Igualmente, intervendrán en las jornadas, Elio Gallego, vicerrector de la Universidad San Pablo CEU, de Madrid; y la Madre Lourdes Tafur, Superiora de la Orden de las Hijas de María Nuestra Señora, de Talavera de la Reina (Toledo).

En las comunicaciones, que tendrán lugar el sábado a mediodía, participarán, entre otros: José María Alsina Roca, Rector de la Universidad Abad Oliva, de Barcelona; Juan Cotino, ex director general de la Policía; Jorge Trías, abogado y periodista; Juan Manuel de Prada, escritor; José Francisco Serrano, periodista; y Modesto Romero, Secretario de la Comisión Episcopal de Enseñanza de la Conferencia Episcopal Española.

Monseñor Cañizares explicó que la educación es una cuestión "siempre vital" para la historia y la sociedad, ya que "viendo la situación en que nos encontramos, uno de los problemas graves en España es el de las instituciones educativas", en referencia tanto a la familia como a la instrucción escolar desde la etapa infantil hasta la Universidad.

NUEVOS RETOS.

En este sentido, según el cardenal, existen unos "retos a los que es preciso dar respuesta", partiendo de que el problema más grave es saber educar a la persona, "enseñar y aprender a ser hombre cabal". "Se trata de que el hombre sea plenamente hombre, y para eso se necesita educación, y que padres y profesores sepan que es la hora de educar; no solo de transmitir técnicas y conocimientos, sino de dar orientación hacia principios y valores", resaltó.

Así, señaló la necesidad de que la Iglesia pueda contribuir a este proceso del proyecto educativo que se deriva de la "aceptación de Jesucristo", sobre todo en un momento en el que, a su entender, existen factores preocupantes como la violencia juvenil, el botellón o el consumo de drogas.

Por ello, pidió "lucidez" para atajar estas cuestiones y abordar la educación, y explicó que el I Congreso Diocesano de Educación será, a este respecto, una contribución de la Iglesia a las exigencias educativas que se dan en el momento actual. Es más, pidió que la Ley Orgánica de Educación (LOE) tenga en cuenta las medidas concretas que se deriven de las jornadas, puesto que "no responde al ámbito de la familia ni enseña al hombre a ser hombre".

Monseñor Cañizares dejó claro que este Congreso "no va en contra de nadie", ni será "impositivo", sino que tan solo pretende promover una reflexión con educadores, padres y sacerdotes implicados en la educación de las nuevas generaciones para que puedan "encontrar las respuestas adecuadas".

También resaltó la importancia de estos actos como antesala de la visita de Benedicto XVI a España, que tendrá el ámbito de la familia como eje central. "Lo que hoy hagamos o no hagamos con la educación, será lo que recojamos en el futuro como sociedad", estipuló, tras asegurar que este cónclave, debido a la buena respuesta obtenida, se repetirá en años sucesivos, con el mismo objetivo de contribuir a la educación española.