3 de marzo de 2021
7 de octubre de 2009

Un total de 23 inmigrantes llegan a las costas de Murcia y Alicante

ALICANTE/MURCIA, 7 Oct. (OTR/PRESS) -

Las condiciones del mar siguen siendo propicias para intentar llegar a Europa en patera. Al menos, eso debieron pensar los 23 inmigrantes que, en las últimas horas, han alcanzado las costas de Murcia y Alicante. En la provincia alicantina, fueron seis los argelinos detenidos, uno de los cuales es menor de edad. Mientras, en la localidad murciana de Cartagena, 17 inmigrantes fueron interceptados en dos pateras a varias millas de la costa. Tras estas últimas llegadas, el Gobierno murciano aseguró que esta situación se produce porque el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) aún no está activado en sus costas. Sobre el SIVE habló también Izquierda Unida, quien pidió su instalación no para evitar que lleguen sin papeles sino para impedir "que mueran en el mar".

Durante la madrugada de este miércoles, sobre las 0.45 horas, la Policía Nacional recibió el aviso de la presencia de una embarcación medio hundida entre las rocas de la zona del Cabo de las Huertas, en el término municipal de Alicante. Inmediatamente, efectivos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado se desplazaron a la zona, donde localizaron y detuvieron a seis inmigrantes. En el momento de su captura, los sin papeles, uno de los cuales es menor de edad, se encontraban en buen estado. Además, declararon que procedían de Argelia.

Con esta embarcación, ya son cinco las pateras registradas en los últimos días en la provincia alicantina. Las otras cuatro llegaron el pasado 5 de octubre, cuando fueron detenidos un total de 28 inmigrantes argelinos que fueron localizados en la zona de Santa Pola y Tabarca.

2 PATERAS EN MURCIA

En la provincia de Murcia la situación es similar. Poco antes de medianoche, una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil interceptó una patera con ocho inmigrantes a bordo en la costa de Cartagena. Posteriormente, todos los ocupantes de la embarcación fueron conducidos al puerto de la ciudad, al que llegaron sobre las 3.00 horas. Allí, fueron atendidos por voluntarios de la Cruz Roja para, después, se trasladados a la Comisaría de Policía Nacional de Cartagena.

Según fuentes de la Benemérita, todos ellos eran mayores de edad y de nacionalidad argelina. Además, en el momento del rescate todos se encontraban en buen estado de salud. No obstante, uno de ellos fue trasladado al Hospital Santa María del Rosell, como consecuencia de una lesión en la rodilla.

Pero ésta no fue la única patera llegada a la ciudad murciana. Otros nueve inmigrantes fueron rescatados a primera hora de la tarde de este miércoles por un buque de pasajeros. La presencia de la citada patera, a 16 millas náuticas de la costa, fue comunicada por radio por el citado buque, cuya tripulación procedió a subir a bordo a las nueve personas que viajaban. Una vez que esta embarcación llegó al lugar donde se encontraba el buque de pasajeros, Salvamento Marítimo se hizo cargo de los nueve inmigrantes, procediendo a su traslado al puerto de Cartagena, donde llegaron a las 16.00 horas. Los nueve inmigrantes, todos ellos varones, mayores de edad, de nacionalidad argelina y en aparente buen estado de salud, fueron puestos a disposición del Cuerpo Nacional de Policía, que instruye los oportunos expedientes de devolución a su país de origen.

De esta forma, ya son más de un centenar los inmigrantes que han arribado a las costas de la Región de Murcia en los últimos días. Según el delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, la continua llegada de pateras a la Región desde el domingo "está relacionada con las condiciones climatológicas, favorables para la navegación de estas embarcaciones en los últimos días y adversas en los anteriores".

POLÉMICA SOBRE EL SIVE

Pero estas explicaciones no convencen a todos. Según la consejera de la Presidencia de Murcia, María Pedro Reverte, esta llegada masiva de inmigrantes se debe "a que seguimos careciendo del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) y no al buen tiempo o que haya acabado el Ramadán, como dice el delegado del Gobierno". Asimismo, Reverte insistió en que, según las informaciones del propio Ministerio del Interior, se está potenciando la ruta desde Argelia hasta la costa murciana como itinerario más corto. Por ello, censuró que "incluso se haya activado ya el SIVE de Alicante, lo cual nos convierte en la única ventana sin vigilar desde Cádiz hasta las Baleares y la Comunidad Valenciana".

Tras conocer estas declaraciones de Reverte, habló la coordinadora de Izquierda Unida en Cartagena, Victoria Rodríguez, quien apostó por la instalación del SIVE en la Región, "pero no para impedir que lleguen pateras a la costa, sino para evitar que los inmigrantes que van a bordo mueran en el mar". "Cuando una persona decide arriesgar su vida para conseguir mejorarla está de más de hablar de esos asuntos", aseguró la coordinadora local tras insistir en que "no se puede hablar en términos alarmistas de oleada de pateras ya que diariamente entran inmigrantes por diferentes medios".

Posteriormente, Rodríguez indicó que "lo que genera cierta preocupación a la población es que antes no llegaban inmigrantes a las costas murcianas y ahora sí, y tenemos que saber con qué recursos contamos para poder atender a estas personas y no como en la actualidad que recién llegados se le incoa un expediente de expulsión". Finalmente, aseguró que "se está generando una alarma injustificada, basada en prejuicios, lo que genera rechazo en la población de recepción".

Desde el PSOE también se criticó a la consejera de Presidencia por sus declaraciones sobre el SIVE. Así, el diputado regional Bartolomé Soler, la acusó de "mostrar un elevado grado de ignorancia" al respecto. "Parece que la consejera Reverte no sabe que el SIVE es un sistema de detección de embarcaciones en el mar y no un instrumento que pueda impedir el que ciudadanos de otros países, generalmente pobres, puedan decidir venir a España a ganarse el sustento", indicó Soler.

Pero sus reproches no terminaron ahí. "La consejera demuestra el desprecio y la falta de respeto hacia quienes hacen un trabajo serio, escrupuloso y hasta humanitario, detectando, auxiliando y repatriando a estos ciudadanos", dijo en referencia a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a la Cruz Roja entre otras instituciones.