21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • 28 de agosto de 2008

    Vanity Fair llega hoy a España para desmarcarse "del posicionamiento político" de los medios nacionales

    MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La revista Vanity Fair aterriza hoy, día 28, en España con el objetivo de desmarcarse del "posicionamiento político" de los medios nacionales, tal y como dijo su directora, Lourdes Garzón, a Europa Press. Así, aseguró que la publicación "nace como una revista de calidad con un punto de vista y una opinión sobre las cosas, pero no una posición política".

    La cabecera española de Condé Nast busca ofrecer a los lectores "los mejores fotógrafos del mundo y un periodismo de calidad y moderno", según su directora. Para ello, Vanity Fair tendrá una periodicidad mensual, igual que la edición americana, con la que comparte algunas similitudes, pero de la cual han intenado diferenciarse buscando una publicación "más visual". En este sentido, la directora de la edición española recalcó que, a pesar de compartir nombre y editorial, "las cabeceras son absolutamente independientes, cada revista elabora el 90 por ciento de sus contenidos". Sin embargo, todas las ediciones cuentan con la ventaja de que comparten el acceso al material que publican las demás cabeceras. "Así, si hay algún reportaje o entrevista que parece interesante para el público español podemos publicarlo", explica Garzón.

    Además, la directora de Vanity Fair en España aseguró que añadirán "el punto de vista español" a los contenidos de la publicación, repartiendo el protagonismo entre personajes españoles interesantes para el mundo y figuras internacionales que puedan ser atractivas para los españoles. Todo ello, para ofrecer una revista, que, según Garzón, "no se parece a ninguna otra".

    En cuanto al público de la revista, ésta se dirige a todos los hombres y mujeres españoles, igual que la edición americana, que cuenta con un 30 por ciento de lectores, frente a un 70 por ciento de lectoras. "Por los estudios de mercado que hemos realizado, adivinamos que nosotros seguiremos, más o menos, esta tendencia", auguró Garzón.

    La edición española nace, por tanto, con el objetivo de llegar también al público masculino, ya que, según Garzón, los temas de la revista "son interesantes, no para hombres o mujeres, sino para los lectores en general". "No somos una revista femenina, no tenemos sección de moda ni de belleza", apuntó Garzón, que aseguró que el principal atractivo de la revista se basa en ofrecer "historias que no han aparecido en ningún otro sitio e imágenes que no se van a poder encontrar en ninguna otra cabecera".