22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 5 de abril de 2019

    El Vaticano recibe por primera vez a una delegación de personas LGTB

    ROMA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El Vaticano ha recibido este viernes 5 de abril por primera vez a una delegación de organizaciones de personas LGTB en una audiencia con el secretario de Estado de la Santa Sede, el cardenal Pietro Parolin, según informan medios locales.

    Durante la reunión con el número dos del Papa, estas organizaciones han presentado una investigación preliminar realizada por el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH), promovida a su vez por la International Bar Association (IBA), en la que se denuncia que en al menos 10 países del Caribe siguen existiendo leyes que castigan y criminalizan la homosexualidad.

    En este sentido, los miembros de la organización, que esperaban en un principio ser recibidos por el propio Pontífice, han reclamado una condena efectiva por parte de la Iglesia católica de las leyes que criminalizan a las personas homosexuales, lesbianas y transexuales.

    Tras el encuentro, la directora del International Bar Association's Human Rights Institute (IBAHRI), Helena Kennedy, ha explicado que existe "una clara relación" entre las legislaciones que penan las tendencias homosexuales y las actitudes en la sociedad. "Es muy importante que la Iglesia se pronuncie", ha apostillado.

    Por su parte, el director ejecutivo de la Asociación Internacional de Gays, Lesbianas, Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA), que agrupa a más de 1.500 ONG de un centenar de países, Pedro Paradiso, ha manifestado que el encuentro con el número dos del Vaticano ha sido "un momento histórico" y un "primer paso muy importante".

    "Un mensaje contundente de una de las religiones más importantes del mundo es muy importante para las próximas generaciones", ha apuntado. Sobre la reacción del número dos del Vaticano, ha señalado que les ha "escuchado en todo momento" y que el mensaje que subyacía era que se debe respetar la dignidad de todas las personas independientemente de su orientación sexual.

    En el documento entregado a Parolin se pide explícitamente a la Iglesia Católica que declare que la criminalización de las personas LGTB es "una manifestación del odio irracional por lo que es diferente" y una "afrenta intolerable".

    Para leer más