15 de noviembre de 2019
15 de octubre de 2019

La vida del arzobispo Antonio María Claret, confesor de Isabel II, llega al cine desde la perspectiva de Azorín

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El director de cine Pablo Moreno está rodando la película 'Pobre y a pie', que llegará a los cines dentro de un año, y que cuenta la historia de la investigación que realizó el escritor y periodista Azorín en la década de 1930 para "desmontar la idea falsa" que se tenía sobre el fundador de los Misioneros Claretianos, el arzobispo Antonio María Claret, confesor de la reina Isabel II.

"Claret era un arzobispo que tenía muy mala fama e incluso Azorín había escrito sobre él en su libro 'La voluntad' en 1904, y descubre algo interesante: que alguien había hecho una biografía apócrifa de Claret, había adulterado sus obras para denigrarlo", ha explicado Pablo Moreno en una entrevista con Europa Press.

Según señala, todo el mundo que conocía a Claret conocía "una vida virtual que no existía" y en la película, que previsiblemente llegará a los cines en octubre de 2020, cuando se cumplen 150 años de su muerte, descubren "a ese Claret desde la perspectiva de Azorín".

En 2012, Pablo Moreno ya rodó una película con los Claretianos, 'Un Dios Prohibido', que narra el martirio de 51 miembros de la Comunidad Claretiana de Barbastro, durante la Guerra Civil española. "Fue una experiencia muy bonita y hemos decidido repetir, en este caso, contando la vida del claretiano original", precisa.

El director cuenta que ha sido un año de proyecto descubriendo a Claret, "una figura tan importante en el siglo XIX". "Todo lo hacía con una gran pasión, hablaba muy bien, tenía muchísimos seguidores, una energía vital desbordante, era excepcional, aparte de un catalán universal, yo creo que el escritor catalán más prolífico del siglo XIX", señala.

Además, asegura que el contexto sorprenderá al espectador porque cuenta una historia del siglo XIX, "una etapa de España poco contada, muy conflictiva". En esa época, Claret demuestra "un pensamiento muy avanzado, lucha contra esclavitud en Cuba, celebra matrimonios entre gente de distinto color", según relata Moreno.

Asimismo, la película narra su relación con figuras históricas como la reina Isabel II que quiso que Claret fuese su confesor, un acercamiento que le propició "no pocas críticas". "Lo bonito es que al final dejan de ser confesor y reina y se convierten en padre e hija, porque Isabel II ve en él al padre que nunca tuvo y le hace mucho caso en determinadas cuestiones, a veces temas muy delicados. Y aunque Claret insiste en que no le meta en cuestiones de política ella siempre le pide consejo y eso tampoco gusta a muchos", insiste.

La película, producida por Contracorriente Producciones, está recorriendo distintas localidades de Portugal y España y esta semana llega a Madrid. "Somos una productora de Ciudad Rodrigo e intentamos siempre rodar en nuestra tierra, demográficamente muy deprimida, porque estos trabajos le vienen muy bien para su desarrollo", explica Moreno.

Para leer más