15 de septiembre de 2019
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • 17 de octubre de 2009

    La Xunta vende 3 de los 20 coches de gama alta por unos 28.000 euros y estudia una segunda puja con una rebaja del 15%

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Xunta vendió hoy tres de los 20 coches de gama alta que subastaba por un valor total que alcanzó los 28.870 euros, tras lo que estudia la realización de una segunda puja pública que reduciría en un 15 por ciento el precio de los vehículos restantes.

    En concreto, uno de los particulares que asistieron a la subasta, que tuvo lugar hoy en el complejo administrativo de San Caetano, adquirió por el valor tasado de 9.830 euros el lote número 3, mientras una segunda persona compró los lotes 5 y 8, cuyas licitaciones eran de 9.140 y 9.990 euros, respectivamente.

    Los dos primeros turismos son sendos modelos A8 de la marca Audi, con más de 200.000 kilómetros y fecha de matriculación del año 2001 y 2000. El tercero es un Audi A6 de 2001 con casi 300.000 kilómetros.

    Las bases de la subasta --cuyo anuncio se publicó en el Diario Oficial de Galicia del pasado 24 de septiembre-- prevén una nueva puja pública con la aplicación de un descuento del 15 por ciento de los tipos de licitación actuales.

    Al respecto, fuentes de la Consellería de Presidencia indicaron a Europa Press que el departamento autonómico "estudia" esta posibilidad pero "no es muy probable que se haga".

    Actualmente, los precios de los turismos oscilan entre los 11.330 euros del más barato y los 38.890 euros del más caro, con kilometrajes entre los 103.000 y los 452.000 kilómetros y matrículas de 2002 --uno de ellos--, diez de 2003, cuatro de 2005 y dos de 2007.

    BLINDADOS

    Esta subasta pretendía completar el contrato de permuta que la Xunta cerró en días pasados para desprenderse de los tres Audi A8 blindados, uno de los cuales fue adquirido bajo la Presidencia de Emilio Pérez Touriño y otros dos de la de Manuel Fraga. Estos vehículos costaron al erario público en su momento de compra más de un millón de euros, pero fueron tasados para la operación en 330.650 euros.

    El Gobierno gallego cerró la operación con la única oferta que recibieron y que les permitirá permutar los únicos tres vehículos blindados con los que contaba por 12 Citroën Berlingo y Picasso nuevos que se emplearán para la prestación de servicios sociales, según consta en el expediente.