16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 7 de septiembre de 2009

    Aguirre pide a Valcarce una reunión "inmediata" para analizar las causas de los incidentes de Pozuelo y adoptar medidas

    NAVAS DEL REY, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, solicitó hoy a la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce, una reunión con carácter "inmediato" para analizar las causas y circunstancias de los altercados ocurridos la noche del sábado en Pozuelo de Alarcón, que se saldaron con veinte detenidos y diez policías heridos, y tomar medidas para evitar que estos hecho "gravísimos" vuelvan a ocurrir.

    "He dado instrucciones al consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, para que solicite una reunión inmediata con la delegada de Gobierno en Madrid", indicó Aguirre, quien aseguró que es "la delegada quien tiene que buscar soluciones porque es la que cuenta con las Fuerzas y Cuerpos ed Seguridad a sus órdenes".

    Tras inaugurar una Casa de Niños en Navas del Rey, la presidenta transmitió a los madrileños su preocupación por los incidentes en las fiestas de Pozuelo, hechos que calificó de "gravísimos". Además, recalcó que ahora hay que analizar cuáles son los hechos que han llevado a esta situación "para poner en marcha todas las medidas que sean necesarias para que las fiestas que a partir de ahora se celebrarán en muchos municipios no tengan que sufrir" estos problemas.

    La presidenta, que desconoce si los jóvenes eran "alborotadores profesionales", señaló que los ciudadanos deben saber que las fiestas patronales que se celebran durante este mes en Pozuelo "tienen que celebrase con alegría, pero sin generar en absoluto disturbios".

    En la misma línea, la jefa del Ejecutivo madrileño trasladó "todo" su apoyo a la Policía Nacional, a la Guardia Civil y, en este caso, a la Policía Local de Pozuelo. "En Madrid, no estamos dispuestos a que haya alborotadores que decidan asaltar una comisaría", aseveró.

    A Aguirre le preocupa "enormemente" que los responsables hayan sido muchos de ellos menores de edad, y a su juicio, esto hay "que atajarlo y poner remedio inmediato porque quien puede hacerlo, es la delegada de Gobierno".

    A preguntas sobre los motivos que explican el comportamiento de los chavales, la presidenta indicó que eso lo tendrá que estudiar la delegada y el consejero. "Creo que es la primera vez que unos jóvenes, la mayoría menores, deciden asaltar una comisaria. Es un hecho gravísimo y hay que analizar causas, consecuencias, y los medios que tenemos que poner para evitar que estos hechos vuelvan a ocurrir", concluyó.