15 de octubre de 2019
25 de enero de 2009

AMPL.- Temporal.- La Generalitat de Cataluña baja de emergencia a alerta el plan de actuación por fuertes vientos

Saura recuerda que el viernes Protección Civil ya activó la alerta y avisó de los riesgos

BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat decidió esta mañana bajar de fase de emergencia a alerta el Plan de Protección Civil de Catalunya (Procicat) por el riesgo de fuertes vientos, debido a la disminución de la fuerza de estos.

Así lo anunció hoy el conseller de Interior, Joan Saura, tras presidir la reunión del Consejo Asesor del Procicat, que evaluó los efectos de los fuertes vientos que se registraron en Cataluña entre el viernes y ayer, y que dejó siete muertos, cuatro de ellos niños.

El viernes, el Govern activó ya la fase de alerta del Procicat, que subió a la fase de emergencia a las 12.30 horas de ayer, justo antes de que se hundiera un edificio anexo al campo de béisbol de Sant Boi de Llobregat (Barcelona).

Mañana podría volverse a la fase de emergencia, ya que se podrían registrar rachas de hasta 110 kilómetros por hora en el litoral y prelitoral del Empordà (Girona) y en el sur de la provincia de Barcelona y la de Tarragona.

Desde el viernes, los teléfonos de emergencias han recibido más de 20.000 llamadas. Los Mossos d'Esquadra, en concreto, han atendido 9.000 llamadas y han acudido a 2.013 incidencias, principalmente apoyando a otros cuerpos operativos. Los Bomberos han atendido 3.477 requerimientos.

CORTES DE LUZ

Entre las afectaciones más importantes que siguen activas, destacan las 109 incidencias en la red eléctrica que afectan al suministro de 46.000 abonados de Fecsa Endesa en 87 municipios, principalmente en las comarcas de la Cerdanya (Girona) y el Baix Llobregat (Barcelona).

El director general de Protección Civil, Josep Ramon Mora, explicó que esta noche se prevé recuperar la corriente, aunque sea mediante grupos electrógenos, y mañana se podría recuperar la normalidad en el suministro.

Todavía persisten incidencias en la red de transporte de electricidad, como dos cortes en dos líneas de 400.000 voltios en L'Ordal (Barcelona) y cuatro de 220.000 voltios en Begues (Barcelona).

Mora descartó que la Generalitat ayude económicamente a Fecsa Endesa o Red Eléctrica Española (REE) para reparar los daños en el cableado y algunas torres, que podrían ascender a 4 millones de euros.

CASI NORMALIDAD EN CARRETERAS Y FERROCARRILES

El director general de Transporte Terrestre de la Generalitat, Manel Villalante, explicó que ya se pudieron reabrir la autopista AP-7 en la frontera de La Jonquera (Girona) --hoy excepcionalmente podrán circular camiones-- y las carreteras de La Llacuna y la Arrabassada, pero se mantienen cortados el Coll de Pal y el de la Bonaigua por nieve.

En las vías de ferrocarril, sigue cortada la circulación de trenes internacionales a partir de Portbou (Girona), porque la compañía francesa SNCF cortó varias líneas debido a la situación meteorológica.

El servicio entre Reus y Móra d'Ebre (Tarragona) sigue parado por la caída de árboles en este tramo de vía única, y los pasajeros son trasladados en autobús. En otros tramos, como la línea a Manresa o el corredor mediterráneo se circula con retrasos por la ocupación de una de las dos vías por parte de árboles.

El compromiso de puntualidad de Renfe en los servicios de alta velocidad AVE y Avant ha sido restablecido.

Los Ferrocarrils de la Generalitat recuperaron la normalidad después de que se vieran afectados los tramos Vallbona d'Anoia-Igualada, Olesa de Montserrat-Monistrol de Montserrat y Sant Joan-Sabadell.

El Cremallera de Núria entre Ribes de Freser y Queralbs (Girona) recuperó el servicio anoche, así como los funiculares de Gelida y Vallvidrera (Barcelona), el teleférico Olesa de Montserrat-Esparreguera y el teleférico de Montserrat.

AVISO CON ANTELACIÓN

Ante las críticas por supuestamente no avisar suficientemente del riesgo por vientos fuertes o de no prohibir ciertas actividades al aire libre, el conseller Saura y el director general de Protección Civil recordaron que la alerta del Procicat se activó el viernes por la tarde ante el aumento generalizado de cortes de luz, el aumento de requerimientos y las peticiones extraordinarias de ayuntamientos como el de Sant Boi de Llobregat (Barcelona).

Además, se alertó a todos los cuerpos operativos, a los medios de comunicación y a 600 ayuntamientos.

El conseller y Mora valoraron positivamente el funcionamiento del Centro de Coordinación Operativa de Catalunya (Cecat), la sala conjunta de Mossos y Guardia Urbana de Barcelona en la calle Lleida y la colaboración de compañías como Adif y Fecsa Endesa.

No obstante, Mora admitió que en materia de protección civil es necesario un "proceso de mejora continua", por lo que cuando termine la fase de alerta, habrá una "reflexión" sobre el funcionamiento de los cuerpos operativos.

Saura también recordó que ninguna comunidad autónoma prohibió el viernes o ayer actividades extraescolares, deportivas o al aire libre, sino que se recomendó extremar la precaución. "No se pueden prohibir actividades generalizadas, sino sólo ante riesgos concretos", explicó.

También dijo que todavía es pronto para evaluar económicamente los daños materiales causados por el temporal ni establecer las causas exactas del derrumbe del edificio anexo al campo de béisbol de Sant Boi que mató a cuatro niños.