19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 21 de julio de 2008

    Atentado.- Revilla carga contra el PNV y pide "señalar con el dedo" a quienes "juegan en la ambigüedad" contra ETA

    SANTANDER, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, cargó hoy contra el PNV y pidió "señalar con el dedo" a quienes lanzan órdagos "ilegales" al Estado, en referencia a la Ley de consulta del Gobierno vasco, y "juegan en la ambigüedad" en la lucha contra el terrorismo, después de que ayer ETA hiciera estallar cuatro artefactos en los municipios cántabro de Noja y Laredo.

    A su entender, en un Estado de Derecho que quiere recuperar la libertad en el País Vasco y acabar con el terrorismo "no se puede tolerar" que un Gobierno autonómico proponga una consulta popular y "plantee ideológicamente lo mismo que está planteando la banda terrorista ETA" en una situación de vuelta a la violencia.

    "Eso es lo que hay que señalar con el dedo en este momento, porque esa postura está dando alas y está alentando a una moribunda banda", subrayó Revilla en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, para quien es momento de "decir que aquí no se habla de otra cosa mientras no se acabe con estos psicópatas".

    A su juicio, es "prioridad absoluta acabar con ETA y dejar de jugar en la ambigüedad". "En estos momentos de ETA ya no se puede hablar, hay que ir a por ellos, hay que meterlos a la cárcel, hay que actuar los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, no hay que hacer condenas de ETA, hay que mirar un poco más arriba", señaló.

    En este sentido, criticó que, a pesar "los partes habituales de condena" en el País Vasco, cuando hay detenciones de etarras "el PNV enseguida plantea mociones" contra la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y "le surgen dudas al lehendakari" respecto a la acción estatal en la lucha contra el terrorismo.

    "Aquí estamos los buenos frente a los malos, aquí está una España que quiere acabar con esta lacra, y al lado de los buenos se ponen todos los que sean buenos sin ningún tipo de discusión ni de duda", enfatizó el presidente cántabro.

    A su juicio, "hay que ir a señalar a la política de altura que está en estos momentos lanzando órdagos ilegales al conjunto de la sociedad española y alentando con esos planteamientos que estos psicópatas sigan actuando", dijo en referencia a la Ley de consulta suspendida por el Constitucional tras los recursos del Gobierno y el PP.

    Por último, indicó que el Ejecutivo cántabro "siempre está en alerta" ante la posibilidad de que la banda terrorista atente en un comunidad escogida mayoritariamente por los vascos para veranear. "Es una pesadilla", reconoció tras calcular "más de 50" las bombas de ETA en Cantabria los últimos 20 años.