18 de noviembre de 2019
31 de enero de 2008

El basurero que halló el cadáver del bebé en Granada alertó al conductor del camión de que "había algo raro"

GRANADA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

El basurero que halló hoy en Santa Fe (Granada) el cadáver de un bebé que había sido arrojado a un contenedor alertó al conductor del camión de la basura de que "había algo raro" por lo que le pidió que parara la máquina y comprobó que se trataba de un recién nacido.

Juan Carlos Arenas, un empleado del servicio municipal desde hace meses, fue el que se percató de la presencia del bebé en el camión, antes de volcar el contenedor siguiente y previamente a que "la pala lo cogiera", según declaró a Europa Press, porque entonces "ya no me habría enterado".

Reconoció que se puso "muy nervioso" al encontrar el cuerpo y que un compañero apuntó que podría "ser un muñeco", algo que él negó porque ya se había fijado. "Me he puesto muy nervioso, no esperaba encontrármelo", declaró Arenas, quien por "instinto" avisó de inmediato a la Guardia Civil y a la Policía Local, que se personaron en el lugar de los hechos.

El trabajador, que "ya no atinaba en lo que hacía", según manifestó, lamentó el hallazgo, que calificó de "macabro", sobre todo porque no pudo "hacer nada" puesto que el bebé ya estaba fallecido. "Me hubiera gustado haberlo rescatado con vida", explicó Arenas.

La Guardia Civil investiga los hechos y busca a los padres del recién nacido que conservaba aún el cordón umbilical y presentaba "signos de haber llorado", según indicó el alcalde del municipio, Sergio Bueno, que se personó también en el lugar de los hechos.

El cuerpo sin vida del bebé fue trasladado esta mañana al Instituto Anatómico Forense donde le será practicada la autopsia para determinar las causas del fallecimiento.