16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 18 de febrero de 2009

    Detenido en Medina del Campo (Valladolid) el autor de 13 atracos a sucursales bancarias de varias provincias

    El implicado participó junto a otro hombre en un robo a una sucursal de Caja Laboral en el Paseo de Zorrilla de Valladolid

    MEDINA DEL CAMPO (VALLADOLID), 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Un ciudadano rumano fue detenido en la localidad vallisoletana de Medina del Campo por su presunta participación en 13 atracos a sucursales bancarias en Madrid, Barcelona, Valladolid, Burgos, Córdoba, Toledo, Ciudad Real, Valencia, y Benalmádena (Málaga).

    Según informó la Policía en un comunicado, en el momento de su identificación esquivó de forma violenta a los agentes y se inició una persecución por las calles de la localidad vallisoletana hasta que, finalmente, consiguieron darle alcance y procedieron a su arresto. En el registro practicado en su domicilio se han intervenido las prendas empleadas en los asaltos y dos pasamontañas.

    El ahora detenido, al que se conocía como 'El Pelirrojo' por el color de su pelo, intimidaba en sus acciones a los empleados a punta de pistola y, para evitar ser identificado, cubría su rostro con gorras y gafas de sol. El arrestado vigilaba previamente las sucursales que iba a asaltar analizando sus horarios y las medidas de seguridad de que disponían, así como las posibles vías de huida.

    Por el momento, se ha esclarecido su participación en el atraco a la sucursal de Caja Laboral ubicada en el número 44 del Paseo de Zorrilla, ocurrido el 4 de julio de 2008. En aquella ocasión sustrajo 1.200 euros, aunque las informaciones policiales señalaron que iba acompañado de otra persona.

    Los empleados de la sucursal declararon que uno de los atracadores permaneció en el exterior de la oficina a la espera de que su compañero llevase a cabo el atraco a la vez que vigilaba el entorno para evitar ser descubiertos. El asaltante, que accedió al interior de la oficina llevaba una carpeta en la que escondía el arma de fuego. Al parecer, no amenazó a los empleados de la sucursal, sino que se limitó a abrir la cremallera de su carpeta y enseñar el arma de fuego con el fin de intimidar a los empleados.

    También se le imputan cuatro robos con intimidación en sucursales bancarias de Madrid, uno Burgos, dos en Barcelona, uno en Córdoba, otro en Benalmádena, así como dos más en Toledo y Valencia. No obstante, los investigadores no descartan su participación en más hechos delictivos.

    La operación fue realizada por investigadores del Grupo de Atracos de la UDEV Central, que contaron con el apoyo de las diferentes plantillas donde había actuado.