9 de agosto de 2020
20 de octubre de 2008

Detenidos tres presuntos proxenetas que obligaban a ejercer la prostitución a mujeres rumanas

HUELVA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Agentes de los equipos de Policía Judicial de Lepe y Moguer y del área de investigación del puesto de Cartaya, todos pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, han detenido a tres personas de Rumanía, como presuntos autores de delitos de extorsión y explotación sexual a tres mujeres de la misma nacionalidad.

Los detenidos son dos hombres, I.V., de 22 años de edad, y A.F.M., de 20, ambos con domicilio en San Juan del Puerto; además de una mujer, A.C., también de 20 y con domicilio en un club de carreteras sito en Cartaya, según explicó la Subdelegación en un comunicado.

Estas tres personas, según se ha comprobado a través de la investigación policial llevada a cabo por los agentes de la Guardia Civil, estaban "extorsionando y explotando sexualmente" a dos mujeres rumanas, de 20 y 22 años de edad, a las que obligaban a ejercer la prostitución en el citado club, que se ubica en la carretera N-431.

La investigación fue iniciada tras obtener el pasado día 16 de octubre informaciones veraces sobre la situación en la que se encontraban las dos mujeres, por lo que agentes de paisano se introdujeron en los círculos próximos a las dos víctimas, con el objetivo de comprobar la información y recabar más datos sobre el asunto.

Tras las gestiones realizadas, se pudo conocer que las víctimas fueron captadas en un pequeño pueblo de Rumanía hace unos tres meses aproximadamente por los dos hombres rumanos ahora detenidos, quienes se conocían con anterioridad pues eran de la misma región.

Tras viajar a España acompañadas por uno de estos hombres en un coche, con la promesa de que les habían encontrado trabajo, las dos mujeres se vieron obligadas a ejercer la prostitución en un club de carretera, hasta saldar la deuda contraída con estos dos hombres, la cual ascendía a los 600 euros.

Las dos mujeres pagaron esta cantidad, pero aún así "se vieron obligadas a seguir prostituyéndose, debido a las graves amenazas que estaban recibiendo por los detenidos, quienes las amedrentaban con causarle daños a ellas y a sus familias en Rumanía". Durante estos meses, las chicas llegaron a proporcionarles a los extorsionadores más de 3.000 euros cada una.

Además, mientras permanecían "trabajando" eran controladas por otra mujer en el interior del club, dedicada también a la prostitución, quien se encargaba de recibir el dinero para después facilitárselo a los extorsionadores, por lo que también se procedió a su detención.

Las detenciones se realizaron de forma simultánea, durante la mañana del pasado viernes, tanto en San Juan del Puerto, donde residían los dos detenidos, como en el interior del club, donde se detuvo a la mujer. Según pudieron constatar los agentes, la situación de las dos mujeres explotadas "era penosa, pues apenas si tenían prendas de ropa con las que vestirse".

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias que, en unión de los detenidos, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Ayamonte.