30 de noviembre de 2020
24 de abril de 2006

Los dos marineros heridos en el incendio del barco gallego en Azores pueden recibir hoy el alta

Salvamento marítimo ha cesado la búsqueda del marinero desaparecido al no haber posibilidades de encontrarlo con vida

LISBOA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los dos marineros del barco gallego "Zamorano Primero" que resultaron heridos en el incendio que se produjo esta madrugada a 180 millas al oeste de las islas Azores ya están en el hospital y podrán recibir el alta médica hoy mismo ya que su estado de salud no reviste gravedad, confirmó a Europa Press el portavoz del Hospital de Angra de Heroísmo en la isla de Terceira.

La operación de salvamento marítimo llevada a cabo por la Capitanía Marítima del Puerto de Ponta Delgada, en la isla de San Miguel, concluyó alrededor de las 18.00 horas de la tarde (hora española) cuando los marineros Feliberto Valera, natural de Cabo Verde, y Paulo Elías Torres, nacido en la localidad portuguesa de Vila do Conde, entraban en el hospital de Angra do Heroísmo, después de haber sido rescatados en alta mar.

A estos marineros tenía que haberles acompañado el patrón del barco burelense, Antonio José Rojo, de 42 años de edad, que se recusó a abandonar el barco, a pesar de sufrir algunas heridas, supuestamente provocadas por José Andrés Rodríguez Cornide, que se cree que se lanzó al mar después de provocar las llamas en la sala de máquinas, agredir con una barra de hierro al patrón del buque y encerrar al resto de sus compañeros en la zona de dormitorios.

Ambos marineros "están bien y deberían obtener hoy mismo el alta médica, aunque por cuestiones burocráticas con la compañía de seguros ésta podría producirse mañana", explicó el portavoz del hospital. Felisardo Varela tiene una herida en el cuero cabelludo, una pequeña quemadura de segundo grado en el brazo derecho y una excoriación en la espalda "provocada por un golpe al abrir la escotilla y no por el fuego", además, aunque "necrológicamente está perfectamente" se le está realizando "unas radiografías en la cabeza", informó el centro hospitalario. Por su parte Paulo Elias presenta una quemadura en la mano derecha y una excoriación en la espalda, también provocada por la escotilla.

El avión C-212 de la fuerza aérea lusa que realizaba las labores de rastreo para intentar localizar en el mar a José Andrés Rodríguez Cornide fueron interrumpidas sobre las cinco de la tarde hora portuguesa ya que el aparato se quedo sin autonomía.

Sin embargo fuentes de la Capitanía Marítima del Puerto de Ponta Delgada confirmaron a Europa Press, que "muy probablemente no se vuelvan a retomar las operaciones de búsqueda" ya que el protocolo de salvamento marítimo solamente contempla este tipo de medida "cuando hay alguna opción de vida" y a estas alturas "esa es remota, por no decir imposible, ya que no hay constancia de que cayese al agua con algún objeto que le ayudase a flotar, además de que la temperatura del agua en esa zona no le permitiría aguantar tantas horas", apunto el oficial responsable.

El buque "Zamorano primero" está a la deriva y sin luz, con seis tripulantes a bordo que esperan que llegue un remolcador para acercarlos al puerto más cercano, sin embargo, explicó la capitanía marítima, cerca están dos pesqueros gallegos, también del puerto de Burela, para ayudarlos en caso de necesidad.

Estos marineros no son evacuados porque "al encontrarse en perfecto estado y no correr peligro no pueden ser evacuados si ellos no lo solicitan, y hasta ahora no lo han hecho" y las autoridades lusas consideran que no lo solicitarán ya que si el barco queda a la deriva y sin tripulación "podrá ser objeto de saqueos y corre el riesgo de que se lo pueda quedar el primero que pase".

El barco "Zamorano I", del puerto gallego de Burela, sufrió a las 5.00 horas de la madrugada de hoy con 9 tripulantes a bordo un incendio en su sala de máquinas que causó tres heridos leves y un desaparecido, afectó a los motores auxiliares del barco y dejo al buque a la deriva y sin luz. Aunque todavía no están confirmadas las causas del incendio, las autoridades lusas van a abrir una investigación, todo apunta a que fue provocado por el marinero Andrés Rodríguez Cornide, que supuestamente se lanzó al mar después de provocar las llamas en la sala de máquinas, agredir con una barra de hierro al patrón del buque y encerrar al resto de sus compañeros en la zona de dormitorios.

El 'Zamorano Primero' es un buque construido en 1967, con 25 metros de eslora que se dedica a la pesca de palangre de superficie y que estaba en aguas de las Islas Azores pescando pez espada. El barco pertenece a Antonio y José Rojo Comunidad de Bienes, una sociedad entre padre e hijo naturales de Foz (Lugo).