11 de diciembre de 2019
  • Martes, 10 de Diciembre
  • 14 de marzo de 2008

    Dos mujeres mueren a manos de sus parejas en Almería y Tarragona

    ALMERÍA/TARRAGONA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El policía local de Albox (Almería) identificado como J.J.A. y de 61 años de edad que se suicidó tras matar supuestamente con una escopeta a su esposa, J.C.L., de 54 años, en su domicilio de la localidad estaba de baja psicológica, por lo que el cuerpo policial le había practicado la retirada de armas reglamentarias.

    Así lo señalaron a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Almería, que precisaron que la mujer, cuyo cuerpo apareció sin vida junto al del presunto homicida en el garaje de la vivienda, no había cursado ninguna denuncia por malos tratos contra su marido.

    Sobre las 02.45 horas de hoy una hija del matrimonio alertó a la Guardia Civil del hallazgo de sus padres, tendidos en el suelo del garaje de la casa con signos de haber sido disparados.

    Hasta allí se desplazaron una unidad de la Benemérita y un equipo médico, que certificó la muerte de la mujer por arma de fuego y evacuó a J.J.A. al hospital comarcal La Inmaculada de Huércal-Overa (Almería), donde murió sobre las 04.00 horas.

    OTRO ASESINATO EN TARRAGONA

    Una joven de 26 años murió anoche al ser apuñalada en la calle Governador González, en el centro de Tarragona. La Policía no ha detenido todavía a nadie pero según los primeros indicios, el presunto autor tenía un vínculo sentimental con la víctima, según confirmó a Europa Press el Cuerpo Nacional de Policía (CNP).

    En principio, el arma que utilizó el agresor para cometer el crimen todavía no ha aparecido, según avanzó hoy el 'Diari de Tarragona'.

    Conocidos de la víctima consultados por el diario explicaron que la joven, de origen marroquí, vivía en el barrio de Torreforta con sus hermanos desde hacía un año y trabajaba en un locutorio de la calle Cervantes.