16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • 24 de febrero de 2008

    ETA.- ESAN muestra su "repugnancia" ante la bomba y recuerda la necesidad de cumplir todos los protocolos de seguridad

    BILBAO, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El sindicato ESAN de la Ertzaintza expresó su "máxima repugnancia ante la colocación de una bomba trampa" en el monte Pagasarri en Bilbao, ayer por la mañana, y recordó la necesidad de cumplir todos los protocolos de seguridad.

    En un comunicado, la central felicitó al grupo de desactivación "por su pericia profesional" y por haber podido evitar este atentado que hubiera ocasionado "graves e irreparables daños contra los efectivos presentes en el lugar de los hechos".

    Además, aseguró que de haberse llevado a cabo, "lo único que hubiese conseguido es traer más dolor y sufrimiento a todo el pueblo vasco, por atentar directamente contra una de las instituciones más importantes y respetadas que tenemos en este país".

    Desde ESAN se instó a todos los ertzainas a seguir ejerciendo su labor "de la manera más profesional posible, sin caer en el desánimo que pretende esta banda de fascistas terroristas, como es ETA".

    En este sentido, insistió al Departamento de Interior y a todos los agentes que "se cumplan y se exijan todos los protocolos de seguridad, por liviana y aparente normalidad que parezca cualquier actuación".

    "Hay que exigir y reclamar a esta banda asesina, que deje en paz de una vez a nuestro pueblo, para que podamos trabajar y vivir en paz y libertad", concluyó.