23 de octubre de 2019
22 de enero de 2009

Evacuadas tres mujeres tras registrarse un incendio en su vivienda en Vigo y un bombero sufrió quemaduras

Un niño de otra vivienda fue llevado al hospital afectado por asma, debido a los efectos del humo

VIGO, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Tres mujeres fueron evacuadas hoy a un hospital de Vigo, una de ellas por intoxicación y otra por quemaduras, a causa de un incendio registrado en una vivienda situada de la Avenida de Castrelos, donde un bombero sufrió también quemaduras.

Según informaron a Europa Press los bomberos de Vigo, sobre las 3.40 horas de hoy recibieron el aviso para acudir al citado piso, el tercero D del inmueble situado en el número 122, donde había varias personas que se habían quedado dentro, concretamente dos hermanas y una sobrina.

Cuando llegaron los bomberos, dos mujeres --una de las hermanas y la sobrina-- habían salido de la vivienda, mientras que a la tercera se le había cerrado la puerta y no había podido huir. La hermana que estaba fuera de la casa presentaba quemaduras en la cara y en las manos.

Ante esta situación, los efectivos de extinción forzaron la puerta del piso y consiguieron sofocar las llamas y encontrar a la mujer, que estaba en estado semiinconsciente en el baño, y la rescataron. Asimismo, durante la búsqueda de esta persona, un bombero resultó herido de levedad, al sufrir quemaduras en el cuello.

La mujer, de mediana edad, y que presentaba síntomas de una importante intoxicación, fue trasladada a un centro sanitario de la ciudad, al igual que su hermana, que presentaba diversas quemaduras, y la tercera mujer. Además, también fue llevado a un hospital un niño de otra vivienda que resultó afectado por los efectos de humo, ya que padece asma, mientras que el bombero permanece de baja y no está hospitalizado.

DAÑOS MATERIALES

El incendio provocó grandes destrozos en el piso y su origen pudo deberse a una sobrecarga de tipo eléctrico, puesto que supuestamente comenzó en una zona del salón donde se encontraban enchufados varios aparatos -un ordenador, una impresora y un estufa- y que estaba cerca de un sofá, a donde pasó el fuego. Pese a que las llamas sólo afectaron a esa habitación, una gran cantidad de humo invadió la casa, causando importantes daños materiales, y el hueco de las escaleras.

Así, pese a que no fue necesario desalojar ningún otro piso, los bomberos, quienes explicaron que por la zona de las escaleras no se podía permanecer sin la correspondiente bombona de oxígeno para respirar, advirtieron a los vecinos que no saliesen de sus casas ni abrieran las puertas.