1 de diciembre de 2020
30 de septiembre de 2006

Evolucionan favorablemente madre e hijo intoxicados con un matarratas agrícola en Córdoba

CORDOBA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La madre y su hijo de ocho años intoxicados accidentalmente ayer al inhalar el gas desprendido de un matarratas agrícola evolucionan favorablemente de las secuelas que les produjo el incidente, en el que resultó muerta su otra hija, de seis años.

Según informaron a Europa Press fuentes del Hospital Universitario Reina Sofía, tanto la madre, que se encontraba en observación con un cuadro de taquicardia y molestias torácicas y abdominales, como el niño, que permanecía en la UCI aquejado de una intoxicación severa, prácticamente se han recuperado de todos los síntomas que presentaban inicialmente.

La investigación abierta a raíz de este accidente, ocurrido en una vivienda de la barriada periférica cordobesa de Majaneque, determinó que el origen de la intoxicación por inhalación de fosfuro de aluminio estaba en un matarratas agrícola almacenado en el sótano de la casa.

El referido matarratas (Fumiphos), usado sobre todo en los cultivos de cereales, es extremadamente volátil, de forma que en una atmósfera cerrada como en la que se encontraba, y dada la humedad existente, se aceleró el natural proceso de paso de estado sólido a gaseoso del mencionado matarratas. La inhalación del gas desprendido (fosfuro de aluminio) fue la que acabó con la vida de la niña y provocó una intoxicación severa a su hermano y, en menor grado, a la madre de ambos.

Según detalló a Europa Press el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Córdoba, José Antonio Cabanillas, la situación creada obligó a trasladarse al lugar de los hechos a efectivos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS), de cara a asegurar que el referido gas no causaba, no ya más daños por inhalación, sino que no provocaba una deflagración.

Por este motivo también intervinieron agentes de la Policía Local, que acordonaron la zona, permaneciendo a esta ahora precintada la vivienda, a la vez que también tomaron parte en el operativo montado agentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Por lo que se refiere a las consecuencias que tuvo para la niña de seis años, fuentes del centro hospitalario detallaron que la pequeña llegó a las 7.00 horas de ayer a Urgencias del Hospital Materno Infantil con una parada cardiorrespiratoria y, a pesar de las maniobras de reanimación cardiopulmonar que se le practicaron, falleció a las 8.30 horas de ayer.