10 de abril de 2020
14 de septiembre de 2009

La Federación de Caza de Girona ve como "error humano" la muerte de un cazador por un tiro accidental

GIRONA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación de Caza de Girona, Carles Dilmé, lamentó hoy la muerte de un cazador de Palafrugell ayer en un bosque cercano a Llofriu (Girona) por un tiro accidental de un compañero, un incidente que calificó de "error humano", por lo que seguirán trabajando para evitarlos en el futuro. En la demarcación hacía más de cuatro años que no se producía ningún accidente mortal de este tipo.

En declaraciones a Europa Press, Dilmé aseguró que "no puede justificarse ninguna muerte" pero que al caso de ayer fue un error humano, ya que la víctima cambió su posición sin avisar a los compañeros por el 'walkie-talkie' y el cazador que se encontraba en la otra parada disparó al jabalí y tocó a su compañero, que finalmente resultó herido de muerte.

Después de este accidente, Dilmé remarcó que seguirán trabajando y profundizando en temas de seguridad, sobre todo en el hecho de ir con ropa de alta visibilidad. "Ahora todos llevamos, pero no se ha fijado un color igual para todos", lamentó el presidente de la Federación. "Seguiremos trabajando porque evitar una muerte más ya valdrá la pena", concluyó.

Dilmé expuso también que actualmente se encuentran en un momento "muy complicado" debido al exceso de jabalíes que hay en la demarcación. "Ahora no tocaría cazar", comentó, pero aún así se ven obligados a hacerlo. Además, "los jabalíes se encuentran en lugares poco adecuados para la caza", como en campos de maíz o en zonas cercanas a urbanizaciones y carreteras, lamentó.

Si la situación se mantiene, desde la Federación se plantean pedir a las administraciones que alarguen la temporada de caza --que oficialmente no empezará hasta febrero-- "todo lo que sea necesario" para reducir el número de ejemplares de jabalí.