20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 4 de junio de 2008

    Gambia libera a los dos españoles acusados de proposiciones homosexuales



       MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) - 


    El embajador de España en Senegal, Fernando Morán, aseguró ayer que los dos turistas españoles que fueron detenidos el viernes en Gambia, acusados por dos taxistas locales de haber realizado presuntas "proposiciones deshonestas" para mantener relaciones homosexuales, pasaron la noche en la capital del país, Banjul, y se espera que hoy puedan regresar ya a España.

       En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, Morán explicó que la Diplomacia española trabaja para que los dos españoles, identificados por la prensa local como P.J, de 56 años y J.M, de 54, "puedan volver a sus casas lo más rápidamente posible".

       Morán, que recordó que las conexiones aéreas en África "no son tan fáciles como en Europa", indicó que tras quedar esta tarde en libertad sin cargos, los dos españoles pasarán la noche en Banjul y previsiblemente volarán mañana hacia España.

       El calvario ha terminado para dos hombres españoles de 54 y 56 años detenidos desde el viernes en Gambia. Los dos turistas habían sido arrestados acusados de haber realizado presuntas "proposiciones deshonestas" a unos taxistas para mantener relaciones homosexuales, una tendencia penada en el país africano. Las gestiones del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, tanto desde Madrid como por parte del embajador en Senegal, han posibilitado la medida decretada ayer, que además supone la retirada de los cargos.

       Un portavoz del Departamento dirigido por Miguel Ángel Moratinos confirmó a última hora de la tarde la buena noticia, que pone fin a cinco días de arresto sobre P.J., de 56 años, y J.M, de 54, como los había identificado la prensa local. Ambos se encontraban como turistas en Gambia cuando fueron detenidos acusados por dos taxistas de haberles realizado "proposiciones deshonestas" para mantener relaciones homosexuales. Acto seguido, la Policía les trasladó a la comisaría de Kotu, localidad costera, pero en todo momento permanecieron atendidos por el cónsul de España en Bajul, Nicolás Elbusto, que les visitó el mismo viernes.

       Sin embargo, no fue hasta ayer cuando las "gestiones de alto nivel" del secretario general para Asuntos Consulares y Migratorios, Francisco Javier Elorza como del embajador español en Senegal, Fernando Morán, dieron sus frutos, según un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores. Ahora, ambos hombres podrán regresar a España sin cargo alguno sobre ellos, lo que podría producirse cuanto antes, puesto que fuentes gubernamentales ya anticiparon que tenían en su poder los billetes de vuelta, comprados para agilizar su regreso.

       Estos hechos se producen después de que el pasado 15 de mayo el presidente del país africano, Yahya Jammeh, anunciase que no toleraría "actos pecaminosos e inmorales como la homosexualidad" y lanzase un ultimátum de un día para que los gays y lesbianas abandonasen el país, "de gente civilizada y creyente", o se enfrentasen a las rígidas leyes que incluso podrían suponer la decapitación.

    PROTESTAS

       ICV ha preguntado al Gobierno, a través de una iniciativa parlamentaria, si se replanteará sus relaciones diplomáticas con Gambia tras este suceso. En este sentido, el portavoz de la formación en el Congreso, Joan Herrera, presentó una batería de preguntas para conocer las actuaciones llevadas a cabo por el Gobierno para solucionar las detenciones, antes de que éstas concluyesen.

       Por su parte, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, expresó su "más absoluta condena" por los arrestos de los dos españoles en boca del presidente de la organización, Antonio Poveda, que tildó la actuación de las autoridades de Gambia de "abusiva y desproporcionada". Asimismo, pidió al Ejecutivo español que "impulse la erradicación de las legislaciones que penalizan la homosexualidad en el mundo" y reclamó la actuación del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.