26 de mayo de 2020
2 de abril de 2008

La Guardia Civil da por concluida la segunda fase de la Operación Norit con dos nuevas detenciones

CÓRDOBA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha dado por concluido la segunda fase de la Operación Norit tras llevar a cabo en Pozoblanco (Córdoba) la detención de J.M.B.M., de 24 años, y de C.M.F.J., de 32 años, como presuntos autores ambos de un delito de tráfico de drogas, interviniendo la Benemérita 2.000 dosis de cocaína.

Según informó hoy la Guardia Civil en un comunicado, fue el pasado mes de enero cuando se abrió la mencionada operación, en la zona Norte del Valle de los Pedroches, al detectar que un grupo de personas que habían iniciado la venta de drogas al "menudeo", tras la desarticulación del grupo anterior.

Los ahora detenidos ya fueron investigados por la Policía Judicial de la Guardia Civil, pues el grupo de sospechosos del que formaban parte había sido detectado con motivo de la Operación Bettowen, iniciada el mes de noviembre de 2007 y culminada el pasado mes de febrero.

Para el desarrollo de dicha operación se tomó como base toda la información recopilada en los puestos de la Guardia Civil de la zona Norte de la provincia procedente de denuncias de ciudadanos, de asociaciones vecinales y de padres de alumnos de centros escolares, relativa al menudeo de drogas. En aquellos momentos, sin embargo, el nivel de participación en el tráfico de drogas de los ahora detenidos no permitió su detención en aquella ocasión.

Desde agosto del pasado 2007, la Guardia Civil detectó el daño que se podría estar causando a los jóvenes residentes en distintas localidades del Valle de los Pedroches por el consumo de drogas, lo que llevó a la Guardia Civil a cuatro meses de ininterrumpidas investigaciones, que culminaron en febrero de 2008 con tres detenciones, dos registros, uno en un domicilio y otro en una cochera, y la intervención de 3.460 euros, dos turismos, además de pequeñas cantidades de cocaína y varias pastillas de metadona.

Durante el desarrollo de aquella investigación, la Guardia Civil tuvo conocimiento de que R.B.B., con residencia en Santa Eufemia, pudiera ser uno de los camellos que transportaba la droga hasta la citada localidad, aprovechando los viajes que realizaba con el camión de la empresa para la que trabajaba.

En Santa Eufemia esperaban la llegada de R.B.B. con la droga su hermano, T.B.B., y también J.P.M., y tras repartir la mercancía la suministraban a otros vendedores de la comarca de la Sierra Norte de Córdoba, que eran los encargados de "trapichear" con ella y hacerla llegar a los consumidores, en Santa Eufemia y en Villaralto.

Estas informaciones dieron lugar al establecimiento de un dispositivo de servicio la noche del pasado viernes 14 de febrero al sábado 15, lo que permitió la localización de parte de los sujetos investigados, cuando circulaban en un turismo marca Opel, por el kilómetro 352 de la N-502, en el término municipal El Viso, procediendo la Guardia Civil a interceptar el vehículo y a la detención de sus tres ocupantes, R.B.B., J.C.F.L., y C.V., todos ellos miembros del mismo grupo delictivo.

Tras las detenciones realizadas la Guardia Civil solicito del Juzgado de Instrucción de Pozoblanco los correspondientes autos autorizando la entrada y registro para los domicilios de R.B.B., y de J.C.F.L., registros que se llevaron a efecto el pasado día 16 de marzo.

Fruto de estos registros, la Guardia Civil ha logrado intervenir 697 gramos de cocaína en roca, 59 gramos de Marihuana, 1 bellota de hachís, varias pastillas de metadona, dos balanzas de precisión, seis teléfonos móviles y útiles para preparar papelinas, así como 840 euros procedentes de la venta de drogas.

Tras estas detenciones, la Guardia Civil continuó con las investigaciones, al tener indicios suficientes de la implicación en las actividades delictivas de otras tres personas, J.P.M., J.M.M.M. y T.B.B., éste último hermano de R.B.B., quienes, tras ser localizados, fueron igualmente detenidos el pasado día 15 de marzo.

SEGUNDA FASE.

Tras la culminación de esta primera fase, la Guardia Civil continuó las investigaciones, fijando como objetivo un conocido delincuente que operaba en la zona, J.M.B.M., con residencia en Pozoblanco, que había sido detectado en la primera fase de la operación, si bien en aquellos momentos su nivel de participación en el tráfico de drogas no permitió su detención en aquella ocasión.

Con el avance de la investigación la Guardia Civil, pudo determinar que J.M.B.M. era el encargado de "trapichear" con la droga en la zona de Pozoblanco, siendo su cometido principal dentro del grupo hacerla llegar directamente a los consumidores.

Estas informaciones hicieron a la Guardia Civil dar por concluida la investigación y finalizar la operación con el estableciendo un dispositivo de servicio en la tarde del pasado día 28 de marzo, tendente a la localización y detención de J.M.B.M.

Éste fue localizado sobre las 23.00 horas, cuando realizaba un "trapicheo" de droga, procediendo la Guardia Civil a su detención y también a la de su compañera sentimental, C.M.F.J., que había sido vista momentos antes de la detención en compañía de J.M.B.M.

En el momento de la detención, J.M.B.M., portaba un monedero con 300 dosis de cocaína, ante este hallazgo, la Guardia Civil sospechó que el detenido pudiera ocultar mas droga en alguno de los domicilios habitados por éste, por lo que se solicito de la autoridad judicial mandamiento de entrada y registro, para ambos domicilios.

Fruto de estos registros, la Guardia Civil ha logrado intervenir 1.700 dosis de cocaína, preparadas en papelinas, un envoltorio de plástico con dos gramos de sustancia al parecer de corte, una balanza de precisión, tres teléfonos móviles, útiles para preparar papelinas, una furgoneta Renault Scenic, una motocicleta Yamaha de gran cilindrada, un ciclomotor Rieju y un Quad, así como 362 euros procedentes de la venta de drogas.

BALANCE FINAL.

Como resultado de estas dos primeras fases de la Operación Norit, la Guardia Civil ha logrado intervenir 697 gramos de cocaína en roca, 2.000 dosis de cocaína preparadas para su distribución, 59 dosis de marihuana, una bellota de hachís, varias pastillas de metadona, tres balanzas de precisión, nueve teléfonos móviles y útiles para preparar papelinas, así como 1.200 euros procedentes de la venta de la droga.

Los dos últimos detenidos fueron puestos a disposición judicial, el pasado día 29 de marzo, acordando la autoridad judicial la libertad bajo fianza de J.M.B.M., y la libertad con cargos de C.M.F.J.