21 de enero de 2021
20 de abril de 2006

La Guardia Civil desarticula en Arganda una organización que torturaba con una máquina y extorsionaba a paquistaníes

ARGANDA DEL REY (MADRID), 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil desarticuló en Arganda del Rey (Madrid) a un grupo organizado que presuntamente se dedicaba a torturar y extorsionar a ciudadanos paquistaníes, quienes eran obligados a pagar una determinada cantidad de dinero a cambio de alojamiento.

En la operación resultaron detenidos cuatro integrantes de la banda, tres de nacionalidad paquistaní y un rumano, y otros 11 -ocho paquistaníes y tres rumanos-, que permanecían irregularmente en nuestro país.

Según la Guardia Civil, el jefe de la organización tenía varios pisos de acogida en Arganda del Rey, donde alojaba a sus compatriotas de forma gratuita durante un tiempo. En ocasiones también acogieron a ciudadanos de origen rumano. Después, los extorsionaba, exigiéndoles el pago de 100 euros por residir y trabajar en el municipio. Si no aceptaban las condiciones, y se negaban a pagar, en un garaje les sometían a tortura con una máquina rudimentaria, que ejercía presión sobre distintas partes de su cuerpo, según la fuente informante.

Las investigaciones policiales se iniciaron a principios de abril, cuando los agentes encontraron inconsciente a un ciudadano paquistaní en la carretera de Loeches, y fue trasladado en estado grave a un hospital madrileño, con síntomas claros de haber recibido una paliza. A continuación, la policía comenzó a investigar el suceso en la colonia de paquistaníes en la localidad. Identificaron a un grupo de personas que acogían a inmigrantes de estos países en sus pisos, para después exigirles un pago.

Los cuatro detenidos por pertenecer a la organización son, R.H., de 36 años, presunto cabecilla de la banda y con antecedentes penales; R.M., de 23 años; S.M.H., de 25 años; y C.D.R., rumano de 28 años, también con antecedentes penales. Los detenidos pasarán a disposición judicial en las próximas horas.