8 de agosto de 2020
26 de febrero de 2009

Un hombre, detenido por maltratar a su mujer, escondía en su casa de Valencia un arsenal de armas

VALENCIA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Local de Valencia detuvieron ayer a un hombre acusado de maltratar a su mujer en presencia de sus hijos menores en su domicilio, en el que escondía un arsenal de armas, entre ellas, cinco fusiles y dos escopetas, según informaron en un comunicado fuentes de este Cuerpo.

El hombre, de 39 años, tiene licencia de armas, y guardaba en su domicilio de la calle Rodrigo de Pertegaz un total de cinco fusiles de diferentes marcas y modelos de 22 milímetros (mm) de calibre; un subfusil de 6 mm; dos escopetas de calibre 12/79 mm; una pistola de aire comprimido; 13 machetes de diversos tamaños; cinco navajas; dos cuchillos; cinco espadas de tipo 'katana' con hoja de 70 mm; un sable; una hacha; cuatro defensas tipo policial; un bote de spray de defensa personal; y 52 cajas de munición para las armas, así como gran cantidad de accesorios como miras telescópicas, fundas o trípodes para disparo de precisión.

El hombre, J.C.R., natural de Valencia, fue detenido ayer, sobre las 19.30 horas, después de que supuestamente agrediera a su pareja, en presencia de dos hijos menores, en su domicilio. La Policía se trasladó hasta el lugar tras recibir un aviso, y en el rellano encontraron a la mujer en estado de ansiedad.

La víctima les comentó que su pareja, que le había agredido y amenazado, seguía en casa, y les advirtió de que éste guardaba una gran cantidad de armas porque tiene licencia para ello, indicaron las mismas fuentes.

Tras acceder a su interior, el hombre admitió haber agredido a su mujer tras una discusión, y al ser preguntado por las armas, les respondió que tenía licencia de tiro olímpico, y que guardaba algunas de ellas en su casa.

Los agentes le dijeron que, por motivos de seguridad, debían de incautarse de las armas. Tras ello, le detuvieron por un presunto delito de violencia en el ámbito familiar y fue puesto a disposición de la autoridad judicial en la Central de Detenidos, al igual que las armas.