25 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Llegan al juzgado de Manacor (Mallorca) los tres detenidos por el derrumbe mortal del hotel Son Moll

PALMA DE MALLORCA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El arquitecto, el aparejador y el jefe de obra del hotel Son Moll, que se derrumbó parcialmente el pasado martes provocando la muerte de cuatro trabajadores, llegaron a las 17:35 horas a los juzgados de Manacor para prestar declaración acusados de un delito de homicidio imprudente y de otro contra los derechos de los trabajadores.

Los tres detenidos han llegado a las dependencias judiciales, para prestar declaración ante la titular del juzgado de primera instancia e instrucción número 2 de Manacor, Martina Mora, en dos coches todo terreno de la Guardia Civil. Han descendido de los vehículos escoltados por los agentes y esposados.

Sólo uno de ellos, el aparejador, José Lluis Pujol, caminó hacia el interior de las dependencias judiciales con el rostro cubierto, mientras que los otros dos detenidos, el arquitecto de la obra, el arquitecto, Arturo Vila, y el jefe de obra, Joan Bonet, entraron a cara descubierta. Ninguno de ellos ha hecho ninguna declaración a los periodistas que les esperaban en las puertas de los juzgados.

A las 17:00 horas estaba previsto que empezaran a prestar declaración, después de que la jueza decidiera abrir diligencias previas para esclarecer las causas que provocaron la muerte de los cuatro trabajadores, que fallecieron sepultados por los escombros, después de que tres forjados del edificio anexo al hotel del grupo Serrano Hoteles cedieran.

Las abundantes lluvias se vislumbran como la causa directa del derrumbe, pero el hecho de que el hotel careciera de licencia para ejecutar el proyecto de remodelación que se estaba llevando a cabo llevó a la Guardia Civil y ahora a la justicia a abrir diligencias.

Además, otras tres personas, los constructores, Rafael Febrer y Bartomeu Estelrich, propietarios de las empresas constructoras, así como la propietaria y administradora legal del hotel, Antonia Serrano, han sido imputados en el caso y ayer prestador declaración en la comandancia de la Guardia Civil de Baleares.