5 de diciembre de 2020
8 de abril de 2006

La madre de José Couso afirma que llevará su caso al Constitucional y al Parlamento Europeo

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Hermanos, Amigos y Compañeros de José Couso, con motivo del tercer aniversario de la muerte en Irak del cámara de Telecinco, organizó hoy una mesa redonda en la que participaron entre otros la directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regás. Tras el acto, la madre de Couso aseguró a los medios que va a usar "todos los cauces legales para hacer justicia". "Llegaremos al Constitucional y estamos dispuestos a ir al Parlamento Europeo", subrayó.

Además de Regás, en el acto, que tuvo lugar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, participaron la madre de José Couso, Maribel Permuy; una mujer iraquí que perdió a sus hijos y a su marido en una ofensiva del Ejército estadounidense, Vivian Salim Mati, y Maritza Castillo, madre de Camilo Mejía, primer desertor del Ejército estadounidense en Irak.

"Me doy cuenta de que la justicia no es independiente en este caso", afirmó Permuy, y añadió: "Sólo espero que algún día los asesinos de mi hijo se puedan sentar en un banquillo y ojalá haya muchos jueces como Santiago Pedraz", el juez que el 19 de octubre del 2005 dictó órdenes de busca, captura y detención de los tres militares implicados en la muerte de Couso, y que, a juicio de Permuy, alguien "ha mandado callar".

Las cuatro mujeres que participaron en la mesa redonda, titulada 'Madres contra el terror', contaron su experiencia personal sobre la guerra de Irak y enviaron un duro mensaje a Estados Unidos. "El Ejército estadounidense tiene impunidad para matar en Irak", aseguró Permuy

LA JUSTICIA NO HA SIDO OBJETIVA.

Por su parte, la moderadora de la mesa redonda, Rosa Regás, interpretó de forma contundente lo que ha sucedido con el caso Couso: "La justicia española no ha tenido la objetividad necesaria. Lo que ocurre es que querían quedar bien con Estados Unidos". La escritora fue un poco más allá y apuntó que "los asesinatos que cometen los invasores no cuentan, ni en Israel ni en Irak, sólo cuenta el terrorismo de la calle".

Para Regás, que durante el acto llegó a manifestar que "luchar por la independencia del país propio no es terrorismo, sino un derecho", la guerra en Irak sólo se puede interpretar de una forma, como una "invasión ilegal". "Lo que ocurre es que toda la prensa internacional habla de la guerra de Irak como si ya se hubiera acabada la guerra y hubiera sido sustituida por un desorden de facciones, lo cual es absolutamente falso", dijo.