21 de agosto de 2019
  • Martes, 20 de Agosto
  • 28 de junio de 2008

    La Policía Foral de Navarra detiene a un hombre con casi 1,5 kilos de cocaína en su cuerpo

    PAMPLONA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de la Policía Foral de la comisaría de Tudela detuvieron el pasado lunes a un vecino de Gernika (Vizcaya) de 33 años como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas. De su cuerpo le fueron extraídas 86 cápsulas que contenían cocaína líquida, con un peso total de casi 1,5 kilos. A la vista del atestado policial, el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Tudela ha decretado su ingreso en prisión.

    Los hechos que dieron lugar a la investigación, realizada por un grupo de policía judicial con base en Tudela, se iniciaron el viernes 20 de junio, a raíz de un accidente de tráfico. El conductor de un turismo fue trasladado al Hospital Reina Sofía de Tudela con heridas de gravedad, informó el Gobierno de Navarra en un comunicado.

    Según las primeras investigaciones, pudo padecer un desvanecimiento le hizo salirse de la vía cuando viajaba por la autopista AP-68 a su paso por Cortes. El hombre realizaba el trayecto Roma-Bilbao en un vehículo alquilado.

    Cuando la patrulla de tráfico se personó en el centro hospitalario para tomar manifestación al conductor y completar así el atestado judicial conoció que presentaba un estado de ansiedad psicofísica provocado por la rotura de una bolsa de cocaína que transportaba en el recto intestinal. A partir de ese momento quedó bajo custodia policial, hasta su detención el lunes día 23.

    De su cuerpo, y ante el peligro para su propia salud, los facultativos extrajeron 86 cilindros de plástico de dos centímetros de diámetro por cinco de largo, que contenían cada uno aproximadamente 17 gramos de cocaína líquida. Sumaban en total casi un kilo y medio de droga de gran pureza que, mediante transformación química en un laboratorio, se puede convertir en sustancia sólida para su tráfico.

    El detenido, que cuenta con numerosos antecedentes policiales por hechos similares, declaró a la Policía Foral que su destino era Bilbao, a donde viajaba desde Roma tras aterrizar en un avión procedente de Colombia, en donde supuestamente habría adquirido e ingerido la droga.

    Informado el Juzgado correspondiente de los hechos, el juez decretó su ingreso en prisión una vez obtenida su alta médica y a la vista de las pruebas aportadas por la Policía Foral. La droga, finalmente, ha sido remitida al área de Sanidad de la Delegación del Gobierno en Navarra para su análisis, pesaje y destrucción judicial.