21 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

La Policía interviene en Madrid más de millón y medio de artículos infantiles falsificados dirigidos al mercado navideño

Hay tres personas detenidas y se han practicado registros en dos establecimientos de venta al por mayor y un almacén

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha intervenido más de 1.666.000 artículos falsificados de marcas de moda entre el público infantil y juvenil en una operación en la que se ha detenido a tres ciudadanos chinos, como presuntos autores de un delito contra la propiedad industrial.

La investigación comenzó hace unas semanas al tener conocimiento de la existencia de varios inmuebles en el polígono industrial de Cobo Calleja, de la localidad madrileña de Fuenlabrada, donde se estarían almacenando artículos falsificados para su posterior distribución y venta por todo el territorio nacional. Se trata de bolsos, cuadernos, stickers, lápices y otros efectos de papelería dirigidos al mercado navideño y que habrían superado los ocho millones de euros si se hubiesen vendido.

Una vez confirmadas las sospechas en torno a dos establecimientos de venta al por mayor y un almacén, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia en la zona y efectuaron el registro de los tres locales. En su interior, se localizaron más de un 1.666.000 artículos falsificados de papelería de marcas de reconocido prestigio entre niños y jóvenes, como Disney, Spiderman, Hello Kitty, Ben 10, Hanna Montana o Cars, y que presumiblemente iban destinados al mercado navideño. El valor económico de lo decomisado superaría los ocho millones de euros en el mercado. Además, fueron arrestados los tres responsables de los inmuebles.

Según se desprende de las investigaciones practicadas, los tres detenidos serían responsables de un grupo criminal, con tareas perfectamente compartimentadas que utilizaban múltiples medidas de seguridad. Ofrecían la ilícita mercancía únicamente a determinados clientes, a quienes enseñaban las piezas de muestra que tenían ocultas bajo los mostradores. Por otro lado, mantenían en secreto la ubicación de la nave industrial utilizada como almacén, a la que accedían tomando diversas medidas de seguridad.

La operación policial ha sido realizada por agentes del Grupo XXIII de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.