19 de agosto de 2019
  • Domingo, 18 de Agosto
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 20 de octubre de 2008

    Prisión para los tres atracadores de un banco de Terrassa (Barcelona) la semana pasada

    Uno de los asaltantes se había fugado de una cárcel de Pontevedra

    BARCELONA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Los tres atracadores detenidos el lunes de la semana pasada tras asaltar un banco en Terrassa (Barcelona) han ingresado en prisión por diez robos más, aunque se les puede llegar a vincular a otros asaltos cometidos fuera de Cataluña.

    El atraco empezó sobre las 9.15 horas cuando dos hombres irrumpieron a mano armada en una oficina del BBVA en el número 48 paseo Camp del Roure de Terrassa. Obligaron a gritos a los once empleados y clientes a tirarse al suelo, les ataron las manos y los pies y les taparon la boca con cinta americana para quitarles los objetos de valor que llevaban encima.

    Uno de los atracadores disparó contra uno de los clientes y le hirió la pierna al no obedecer una de sus órdenes. Los dos huyeron cuando otro miembro del grupo que vigilaba en el exterior les avisó de que llegaba la policía.

    El herido, fuera de peligro, fue trasladado a la Mútua de Terrassa. Los Mossos y la Policía Local montaron un dispositivo alrededor del banco que permitió interceptar, desarmar y detener a los dos que habían entrado en la sucursal.

    Los agentes recuperaron el botín, que era de poco más de 1.000 euros, un revólver del 38, una pistola de nueve milímetros, un cuchillo de grandes dimensiones y la munición. El tercer implicado en el atraco fue localizado después.

    También encontraron el vehículo con el que tenían previsto huir y que había sido denunciado como robado en el Prat de Llobregat (Barcelona) el 15 de septiembre. La policía catalana prácticamente descarta que hubiera una cuarta persona implicada en el asalto que realizara tareas de apoyo desde el exterior, aunque algún testigo afirma haber visto a alguien con actitud sospechosa.

    INVESTIGADOS POR OTROS ROBOS

    Los tres detenidos, que ya estaban siendo investigados por otros hechos similares, son chilenos. Se trata de Tomás Enrique P.A., de 43 años; su sobrino Pablo Alexis P.P., de 23, y Miguel Enrique M.A., de 23, que al ser detenido llevaba documentación falsa a nombre de Mauricio Rodríguez V.V. Además, Tomás Enrique constaba como evadido de una cárcel de Pontevedra.

    Los tres tienen numerosos antecedentes por hechos similares en diversos puntos del Estado. En el caso de Catalunya, se les relaciona con diez robos, cuatro de ellos en entidades bancarias, desde enero de 2007.

    En la mayoría de casos habían actuado con el mismo 'modus operandi': atando a las víctimas y amenazándolas con armas de fuego. En 2007 pudieron haber actuado el 19 de enero en un banco del barrio de Vilapicina y la Torre Llobeta de Barcelona y el 19 de septiembre en un domicilio del Carmel de Barcelona.

    Este año los Mossos les atribuyen un robo del 7 de enero en un concesionario de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Además, otras acciones similares del 1 de abril en un banco de Sant Quirze del Vallès (Barcelona) y el 9 de abril en una joyería del barrio de Trinitat Vella de Barcelona.

    También fueron los presuntos autores de robos el 5 de junio en un domicilio de Sant Joan Despí (Barcelona); el 16 de junio en un concesionario de L'Hospitalet de Llobregat; el 17 de junio en una entidad bancaria de Rubí (Barcelona) y el 9 de julio en otro banco de Sant Quirze.

    En total, pueden haber robado más de 100.000 euros y joyas, relojes y pequeños aparatos electrónicos. Además, estarían involucrados en el robo de vehículos que después utilizaban para huir de los atracos.