22 de agosto de 2019
3 de junio de 2008

Un total de 55 detenidos en una operación contra la pornografía infantil en internet

Un total de 55 detenidos en una operación contra la pornografía infantil en internet
POLICIA NACIONAL



   MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) - 

  Agentes de la Policía Nacional han detenido a 55 personas en una operación desarrollada en todo el territorio nacional contra la pornografía infantil en internet y el 'ciberacoso' a menores, conocido como 'grooming', en la que también han sido imputadas otras 23 personas y se han incautado millones de vídeos y fotografías en los registros practicados.

   En total se han incautado 179 discos duros, 19 portátiles, 17 torres y más de 2.500 soportes ópticos, que contenían el material pornográfico, considerado "de calidad" en las comunidades virtuales de pedofilia por su novedad y porque en muchas ocasiones procedía de producción propia. Además, los agentes han observado que un elevado número de detenidos utilizaba programas de encriptación para evitar que los archivos pudieran ser visionados por su familia o por los agentes en caso de ser investigados.

   Según informó la Policía en un comunicado, durante más de 30 días, los agentes de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Comisaría General de Policía Judicial, junto con las Jefaturas Superiores de Policía correspondientes, han detenido a 55 personas, tras las investigaciones realizadas en los distintos canales de distribución de pedofilia en Internet. Los agentes rastrearon las redes de intercambio de archivos, determinados foros, canales de mensajería instantánea o chat-IRC.

DETENIDOS: DESDE MENORES A PROFESORES.

   Los arrestados pertenecen a todos los estratos sociales y entre ellos se encuentran menores de edad y otros que superan los 60 años. Según la Policía, no existe un perfil determinado para este tipo de infractores, algunos de los detenidos poseen estudios primarios mientras que otros son titulados universitarios. Entre los arrestados hay estudiantes universitarios, profesores de instituto, arquitectos, un policía local, administrativos o jubilados.

   Las distintas operaciones que han integrado el dispositivo especial, denominado 'Lobos', han sido posibles gracias a las informaciones proporcionadas por ciudadanos anónimos, asociaciones de defensa del menor, la colaboración internacional a través de INTERPOL y EUROPOL, y fundamentamente, gracias a la investigación y trabajo de los ciberpolicías de la Brigada de Investigación Tecnológica. 

   En esta operación la cooperación internacional ha sido "imprescindible", de hecho los agentes han remitido a través de INTERPOL más de 200 IP's a diferentes países, sobre todo de Sudamérica, que han sido investigadas, explica la Policía.

   Algunas de las operaciones integradas en este dispositivo integral contra la pornografía infantil han requerido la coordinación de decenas de juzgados y la participación de cientos de agentes de distintas brigadas provinciales de la Policía Nacional para efectuar de forma simultánea las correspondientes detenciones y registros. 

   Han participado agentes de las Jefaturas Superiores de Policía de Cataluña, Aragón, Melilla, Madrid, País Vasco, Asturias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Castilla La Mancha, Castilla León, Canarias, Baleares, Galicia, Andalucía Occidental, Andalucía Oriental, Murcia y Navarra.

WEBS, ARCHIVOS P2P Y "GROOMING".

   Uno de los detenidos es un profesor de instituto localizado gracias a la denuncia de un ciudadano que alertaba de la existencia de una página web que albergaba pornografía infantil. Las investigaciones policales concluyeron que el mismo autor tenía otras dos webs con la misma estructura y contenido.

   El detenido era un padre de familia y profesor de instituto que confesó ser el creador de esas páginas que contenían fotografías de menores junto a otras personales del detenido en actitudes sexuales.

   Otra de las detenciones fue posible gracias a la denuncia de la madre de la víctima, una menor que fue coaccionada a través de la técnica conocida como "grooming". El detenido, de 19 años, logró intimidar y coaccionar a la menor para obtener imágenes de ésta a través de la webcam y colgarlas posteriormente en la Red. Los agentes localizaron en Internet otros doce vídeos introducidos por el ahora detenido, ubicándose en total a seis menores víctimas de sus amenazas y coacciones.

   Además, gracias a la comunicación recibida por INTERPOL Wiesbaden, en Alemania, se ha podido detener también en este dispositivo, a otras cinco personas que compartían y ponían a disposición de los internautas un archivo que contenía una brutal agresión sexual a una niña de trece años. Un delito por el que fue ya detenido el agresor en Estados Unidos, pero que es perpetuado en la Red con la difusión de estas imágenes.