16 de octubre de 2019
  • Jueves, 2 de Julio
  • Miércoles, 1 de Julio
  • Martes, 30 de Junio
  • 7 de agosto de 2010

    'Mendigogame' cumple su primer año

    'Mendigogame' cumple su primer año
    MENDIGOGAME

    MADRID, 7 Ago. (Portaltic/EP) -

    El videojuego 'on-line' 'Mendigogame' ha cumplido esta semana su primer año en línea. A pesar de la polémica a su alrededor, sus creadores han logrado sensibilizar a más de cuatro millones de internautas acerca de los problemas de las personas sin hogar.

    Diecisiete millones de calimochos virtuales, noventa millones de euros en donaciones y más de cinco mil 'sin techo' viviendo en el Palacio Real. Estas son algunas de las cifras que el controvertido videojuego 'on-line' Mendigogame presenta tras su primer año en línea con más de 175.000 jugadores registrados sólo en España.

    En estos doce meses de vida del juego, Farbflut Entertainment ha logrado el que era uno de sus objetivos principales: atraer la atención de su comunidad hacia las personas sin hogar. De hecho, la compañía ha conseguido involucrar a los jugadores en diversas campañas benéficas a través de la fundación online 'Betterplace.org'.

    "'Mendigogame' lleva la cuestión del 'sinhogarismo' a nuestras casas y oficinas, donde normalmente es ignorada y abandonada en las calles", señala el fundador y gerente de Farbflut Entertainment Marius Follert.

    Sin embargo, no todos han sabido apreciar los contenidos satíricos de Mendiggoame, y el juego no se ha salvado de críticas mordaces. Desde su estreno, las principales ONGs que trabajan con el colectivo de los "sin techo" han visto en el videojuego una "burla" de las personas sin hogar y un "peligro" para la sociedad.

    En respuesta a estas afirmaciones, Follert asegura que "las voces en contra de Mendigogame pretenden silenciar el compromiso que Farbflut mantiene con las personas sin hogar". "Somos conscientes del reto político-social que supone el sinhogarismo para España y Europa y estamos haciendo todo lo posible para ayudar a la reinserción del colectivo de los 'sin techo'", añade.